La B de burro (1)

- 09 de enero de 2019 - 00:00

Millones de personas crecieron convencidas de que hablaban mal su propio idioma. Nadie, a menos que tenga un defecto físico, habla mal su lengua materna.

En la medida que nos comuniquemos bien, hablamos bien. En español, el peor fraude que nos metieron en la escuela fue hacernos creer que nuestro idioma tiene una V dentilabial. Eso es mentira. En español B y V solo se diferencian en la ortografía.

Por eso, el pueblo, más culto que muchos seudointelectuales, las diferencia como B de burro y V de vaca. Algo más elegante suena B larga y V corta. El error de los que hablan de la V dentilabial es grave y por eso quiero dedicar varios escritos para desmentirlo.

Hay locutores que pretenden hablar bien y pronuncian 29 como /veyn-ti-nue-be/; la primera V la hicieron dentilabial, la segunda se olvidaron y la dejaron labial, como es.

Primero, la cuestión histórica. Lo que más distingue al español de otras lenguas latinas es su cuna vasca. El vasco odia los sonidos dentilabiales, no los soporta. Por eso no solo rechazó desde el principio la V dentilabial sonora de otras lenguas latinas y de las lenguas germánicas.

Hizo algo más el vasco. Rechazó también, en la medida de lo posible, la F dentilabial sorda. Por eso no decimos farina sino harina, fierro sino hierro. Tenemos hijos y no filios, haciendas y no fazendas. Aunque el latín clásico pronunciaba la V como U, el latín vulgar hablado con el dialecto romano pronunciaba la V dentilabial.

En la Edad Media, el latín romano era la lengua común del Occidente de Europa, como el inglés ahora en el mundo. Cuentan que en el Concilio de Trento, 1545-1563, los religiosos de lengua alemana se burlaron de los religiosos españoles con esta frase en latín: “Beati Hispanici quibus vivere bebere est” (felices los españoles, para quienes vivir es beber). Los españoles respondieron: “Beati Germani quibus Deus verus, Deus ferus est” (bienaventurados los alemanes, para quienes el Dios verdadero es el Dios feroz), ya que en alemán la V se pronuncia /f/. (O)