El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.21/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Edwin Hidalgo

La campaña contra Rusia

02 de marzo de 2021 00:00

Al hablar de la campaña contra Rusia, no me refiero a la II Guerra Mundial, cuando los alemanes invadieron la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, asegurando que la guerra duraría cuatro meses y acabaría en Moscú; en realidad, duró cuatro años y terminó en Berlín. Tampoco me refiero a la Guerra Fría, aunque sus efectos todavía se sienten. Hablo de la vacuna rusa contra la covid-19. Hace un año empezó a hablarse de la vacuna en varias partes del mundo y hubo mucho escepticismo, porque decían que una vacuna demora años en desarrollarse. Pero lo que no dijeron entonces es que, por las epidemias anteriores como la gripe aviar, muchos estudios estaban adelantados.

Mientras las grandes farmacéuticas occidentales hablaban de sus avances increíbles, los rusos calladitos aceleraron el proceso, bautizando a su vacuna como Sputnik V; apropiadamente recordando al Sputnik de 1957, el primer satélite artificial de la Tierra. En noviembre de 2020, el mundo despertó con la noticia de que la vacuna rusa tenía el 92% de efectividad. Enseguida empezó la campaña contra Rusia: “es mentira”, “exageran”, “nos van a poner chips para controlarnos”. La desconfianza se alimentaba con los rezagos de la Guerra Fría que crearon el mito de la supuesta ineficiencia rusa. Poco a poco, se demostró que la vacuna rusa era eficiente y muchos países comenzaron a comprarla. Es más, la revista médica más prestigiosa del mundo, The  Lancet, confirmó la calidad del producto.

Las vacunas occidentales también empezaron a venderse, pero al mejor postor. Y como Estados Unidos compró anticipadamente la producción completa, la Unión Europea recibió menos vacunas de las solicitadas. Por eso vemos que ahora los quisquillosos alemanes están dispuestos a comprar la vacuna rusa. Y en Latinoamérica ya no solo es Argentina, México también está comprando a Rusia. Lo que más les arde a algunos es que la vacuna rusa sea la más barata. ¿Sabía usted que la población entera del Ecuador podría vacunarse con 100 millones de dólares si compráramos la Sputnik V?

 

Te recomendamos

Las más leídas