¿Free Assange?

- 14 de abril de 2019 - 00:00

Los ecuatorianos tenemos memoria frágil. Olvidamos que el asilo a Julian Assange se concedió mientras el gobierno de Rafael Correa encerraba bajo los cargos de terrorismo a los 10 de Luluncoto, a los 29 de Saraguro, a los alumnos del Central Técnico o del Mejía, a los policías del falso magnicidio, al periodista Fernando Villavicencio y a los cientos de líderes sociales criminalizados y estigmatizados en una lucha desigual en contra de un poder perverso, esta sí por la libertad de expresión.

Hemos olvidado que el gobierno de Correa necesitaba maquillarse de libertades frente a un contexto internacional que miraba mal al régimen ecuatoriano y que se empujó a recibir en asilo a Assange en el 2012. La propaganda internacional inundó de imágenes el trabajo de Wikileaks y de Assange para transparentar algunas decisiones arbitrarias del gobierno de los Estados Unidos, como de sus países aliados, y divulgó millones de documentos clasificados. No ocurrió lo mismo con países afines a esta iniciativa como Rusia, China, Irán, Corea del Norte, Venezuela o Cuba. ¿Por qué? ¿Acaso la libertad de expresión tiene favoritos?

Assange se asoció a dirigentes gubernamentales de nuestro país convirtiéndose en un aliado estratégico para el entonces partido gobernante. Desde entonces nos espía. Al mismo tiempo, mientras en otras partes de la región Wikileaks informaba sobre los vínculos entre Odebrecht y altos mandatarios, en Ecuador, un grupo de periodistas se jugaba la vida en una investigación internacional que luego ganó un premio Pulitzer al desvelar los vínculos de corrupción entre el gobierno de Correa y la transnacional brasileña. ¿Y Wikileaks? Qué importa. Para todo populismo siempre es genial odiar a los Estados Unidos y amar a sus enemigos porque eso enseña las ideologías de barricada. No se trata de transparentar la verdad completa, sino de conseguir un enemigo. Assange se fue por insultar el suelo que lo acogió. (O) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:

Te recomendamos