Respaldo FMI: algunas consideraciones

- 08 de abril de 2019 - 00:00

Semanas atrás, el viceministro de Economía, Caviedes, mantuvo cita con personas vinculadas al ámbito empresarial, la cual fue recogida por Diario Expreso, y donde la autoridad estatal se refirió, entre otros aspectos, a la revisión de las exenciones: mencionó que ciertos entes que se han denominado no perseguir lucro, se benefician de la exoneración pero en la práctica su fin es alcanzar lucro.

¡Acción necesaria y que desde la razón no requiere objeción alguna! En línea con lo anterior, el presidente Moreno enfatizó, en un reciente diálogo con la prensa, que las acciones estatales en materia tributaria implican una eliminación –y no alza– de impuestos innecesarios. Ergo el alza a la tasa IVA quedó descartada. ¡Hay sensatez en el actuar, dadas las condiciones nacionales!

En el marco de la sensatez, surgen varias consideraciones a tener en cuenta en el aparato económico, luego del voto de confianza económico de la comunidad internacional al país, más cuando, en general, en la región hay contracción (reflexionado en el Foro de Davos), y el FMI ha proyectado que la nación crecerá el -0,5%, en este año: Punto 1, seguir trabajando para ajustar al máximo posible el sector burocrático estatal, a nivel cuantitativo (talento humano) y cualitativo (escalas salariales), con atención en las funciones ajenas al Ejecutivo, y los GAD.

Punto 2, tendencia a mayor inversión nacional y extranjera, y de la mano evaluar la tasa ISD, a la baja.

Punto 3, alcanzar más acuerdos comerciales, pro presencia ecuatoriana en otros mercados, y llegada de nuevos ofertantes. Así será más fácil mejorar la balanza de pagos, específicamente para incrementar exportaciones (bienes/servicios) frente a las importaciones. Pero solo será más fácil, no es automático; requiere arduo trabajo en competitividad (sector privado propenso agresivamente a la innovación; y, Estado correspondiendo en aranceles y tramitología) ¡No hay otra receta! (O)