Al inicio del año escolar

- 30 de abril de 2019 - 00:00

Siempre se generan nueva expectativas con el comienzo de las clases, como ocurre ahora con las del régimen costa en nuestro país.

Estas expectativas van de la mano con la esperanza en días mejores, sobre todo para los padres de familia y para los estudiantes, quienes depositan sus anhelos en un sistema educativo que ayude a vislumbrar perspectivas.

Sin embargo, vemos cómo, en muchos casos, las esperanzas se frustran cuando los padres, sobre todo las madres, que han tenido que hacer largas colas en las puertas de los establecimientos educativos para conseguir una matrícula o un cambio, sienten cómo sus peticiones no son atendidas.

¿Por qué en estas épocas en donde hay tantas herramientas tecnológicas, cuando se dan los inicios de clases se repiten reiteradamente estas grandes hileras y estas frustraciones que se acarrean y que no encuentran respuestas válidas?

Durante todo el período de la denominada “revolución del siglo XXI”, se vendió la idea de que las cosas habían cambiado, de que se superaron buena parte de los problemas en la educación, se habló de los ingentes recursos invertidos, sobre todo en el mejoramiento de la infraestructura, pero vemos problemas de superpoblación estudiantil en las aulas, las interminables filas, los procesos a medio construir, la saturación de los profesores con tareas administrativas y un no avance en los procesos educativos.

Si a ello se suma la politización de los textos escolares que ha sido denunciada desde diversos sectores, el panorama no es muy alentador.

Las tareas siempre son urgentes en educación, pero sobre todo hay que tener bien claro el norte de ¿hacia dónde vamos?, ¿cuáles son las metas que nos proponemos conquistar? ¿cuáles son las prioridades? ¿cómo podemos dejar una impronta en las mentes de niños y jóvenes que les doten de las herramientas indispensables en un mundo cambiante, de incertidumbres? He ahí el gran reto de la educación en nuestros tiempos. (O)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: