El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.19/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Mónica Mancero Acosta

¿Está dispuesto a vacunarse?

01 de agosto de 2021 13:00

Esta es la pregunta que ha realizado la encuestadora de opinión pública Click Report. Según la encuesta, el porcentaje de ecuatorianos que no está dispuesto a vacunarse es bajo, apenas ronda el 6% que, comparado con otros países, es mínimo. Por ejemplo, en Estados Unidos una encuesta más reciente mostraba que si bien los porcentajes de quienes no estaban dispuestos a vacunarse bajaba, este rondaba el 25%.

De todas formas, la encuesta realizada en el país, según su ficha metodológica, es realizada únicamente en las dos ciudades más grandes, Quito y Guayaquil; pero es en las zonas rurales, probablemente, donde hay más personas que no se deciden a vacunar por varios motivos que básicamente se refieren a temores por la falta de información, o por lo inaccesible de las vacunas.

En Estados Unidos también se han mostrado tendencias que vinculan las inclinaciones políticas y las actitudes sobre las vacunas; así, el 36% de los republicanos afirmaron que no se vacunaran frente a un 12% de demócratas. Es sutil pero interesante comprobar que las concepciones políticas no solo se relacionan con preferencias por un partido, sino que incluyen concepciones de vida, y de ver el mundo, más amplias que las preferencias partidistas. En Europa, por ejemplo, podemos ver manifestaciones de las personas anti vacunas cuando se empiezan a emitir ciertas medidas de restricción a quienes deciden no vacunarse; una delgada línea separa esa libertad individual frente a la responsabilidad colectiva de un virus que no se va a detener por preferencias ideológicas.

Cuando se le pregunta a ese escaso porcentaje de ecuatorianos, residentes en Quito y Guayaquil, la razón por la que no está dispuesto a vacunarse afirma que no lo harían porque teme consecuencias a su salud, sin advertir que los impactos serían mucho más devastadores si no se vacuna. Una tercera parte afirma que no lo haría por inseguridad, lo cual guarda relación con lo anterior, quizás se piensa que la vacuna no es muy segura por la rapidez con la que se ha fabricado y distribuido, sin embargo, ya se sabe que pasó por todas las etapas requeridas para que sea segura, aunque de forma más acelerada debido a las urgencias de la pandemia. Finalmente, un 13% afirma que no se vacunaría porque no lo necesita, pues ellos quizás ya se infectaron con el virus o quién sabe porqué piensan que no lo necesitan.      Estas cifras pueden subir en una medida importante si se encuestara en ciudades y localidades más pequeñas y sectores rurales.

El filósofo alemán Hegel afirmaba que “la opinión pública está destinada a conseguir, a la vez, la atención y el desprecio”. Los datos de la encuesta deben llamar al menos la atención de los decisiores de las políticas en materia de salud, y concretamente aquellos que están a cargo del plan de vacunas.

 

 

 

 

 

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado