Es hora de actuar

- 02 de junio de 2018 - 00:00

Ayer, por el día de los niños en Ecuador, Fundación Azulado (organización dedicada a la prevención e intervención en temas de maltrato y abuso infantil) publicó en sus redes sociales un video con un mensaje que nos llama a actuar.

“Que sean niños los niños, y que los niños sean lo intocable. Que sean la gran coincidencia en cualquier discusión ideológica. Que por ellos se desvelen los economistas de todas las corrientes, los dirigentes de todos los partidos, los periodistas de todos los medios, los vecinos de todas las cuadras, los asistentes sociales de todas las municipalidades y los maestros de todas las escuelas. Que sean niños los niños y no el juguete de los abusadores. Que sean niños, no el repetidor, o el conflictivo o el que nunca trae los deberes (…). Que sean niños los niños, simplemente, que ejerzan en paz el oficio de recién llegados (…). Y que los niños sean lo importante. Que por ellos lleguen a un acuerdo los que nunca de ponen de acuerdo. Que por ellos se dirijan la palabra los que no se hablan. Que por ellos hagan algo los que nunca hicieron nada (…). Que sean niños en su día, que lo sean todos los días del año. Que sean felices los niños por ser niños, inocentes de todo lo heredado”. (Texto: Mex Urtizberea)

Estas palabras me hacen pensar en cuántas noches hemos dormido tranquilos sabiendo que hay niños que se están secuestrando, violando y asesinando en nuestro país; las veces que no nos hemos unido a las marchas que exigen más protección y seguridad para nuestros niños; los días que no hemos enseñado a nuestros hijos a respetar a sus compañeros (porque ahora se asesinan entre ellos); los reportajes en los que los periodistas dan más importancia a la politiquería que a noticias relacionadas con los “pequeños”; los años que los políticos se han ocupado en “agradar” a los adultos porque nosotros somos los que les damos los votos; los profesores que etiquetan a los niños; en los padres que todavía golpean a sus hijos.

Es hora de actuar, no solamente de indignarnos y pasar las noticias terribles que nos llegan al teléfono o por las redes sociales. Realmente, es hora de actuar. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: