Época de reflexión para reinventarnos

- 23 de diciembre de 2018 - 00:00

Nuevamente nos encontramos en el borde del año, aunque parezca que fue ayer cuando vivimos lo mismo hace ya doce meses.

Llegan la Navidad y el Año Nuevo. El tiempo se acelera conforme se avecinan las fiestas, los días y las noches últimas del ciclo que fenece se nos escapan fácilmente, sin ninguna posibilidad de parar; el ajetreo y las complicaciones propias de la época carcomen la cabeza, la paciencia y la bolsa, el consumismo se exacerba y con frecuencia nos concentra en lo fatuo -la factura la pagamos ahora mismo, pero también a plazos-, cuando más bien deberíamos sentirnos convocados a reflexionar para reinventarnos y ser mejores.

Reflexionar debería ser una práctica permanente, una especie de parada en la ruta, un bálsamo que nos permita evaluar, eso sí, sin autocomplacencia, las promesas y los objetivos incumplidos, las lecciones recibidas, los asuntos sin atender porque la sorna o la duda dilataron la acción impidiendo en su momento enfrentar la realidad y las circunstancias que nos son propias.

Deben someterse también a escrutinio cada uno de los distintos roles que jugamos, en la sociedad, la familia y el trabajo. Esta tarea introspectiva de pensar hurgando en el pasado es sana y tendría que enfocarse en los asuntos, compromisos y apremios que ocuparon una buena porción del tiempo en el año que concluye.

Es pertinente desear que la reflexión propia de este hermoso período nos haga más humanos para poner los pies sobre la tierra y rescatar el sentido de la sencillez, el amor, la fe y el compartir, aunque sea pequeños detalles que en innumerables ocasiones pueden significar cuestiones vitales e inabarcables para otras personas.

El entorno y el telón de fondo de la existencia cambian sin cesar, nosotros y quienes están a nuestro alrededor también cambiamos, por esto estamos conminados a reinventarnos para enfrentar los retos nuevos y complejos, a todo nivel, sobre todo, para ser mejores, pero sin poner en riesgo nuestra finita esencia. (O)