El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.15/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Karen Garzón-Sherdek

Elecciones en Perú

26 de febrero de 2021 00:00

El 11 de abril, seremos testigos de una intensa jornada electoral en nuestra región. Chile, Ecuador y Perú acuden a las urnas, en medio de una atípica situación por la pandemia de la Covid-19. En el caso de Perú, se llevarán a cabo elecciones generales para elegir las dignidades a la presidencia, vicepresidencia, congresistas y parlamentarios andinos para el periodo 2021-2026. Para este proceso electoral, se encuentran habilitadas 25´287.954 personas.

Luego de varias situaciones que han convulsionado la política peruana por denuncias de corrupción, donde se vio pasar a cuatro presidentes por el Palacio de Gobierno, se avizora un panorama electoral diferente, debido a la numerosa participación de las candidaturas presidenciales que alcanzarían a 18.

Mientras el país andino se encuentra desarrollando el plan de vacunación, el cual se vio ensombrecido por el escándalo de las vacunas contra la Covid-19 que generó la renuncia de varias personas del sector público, las encuestas revelan que, a mes y medio de llevarse a cabo las elecciones, las candidaturas de George Forsyth, Keiko Fujimori y López Aliaga estarían encabezando las encuestas, aunque con porcentajes muy bajos, evidenciando una crisis de liderazgo. Al igual que previo a la primera vuelta electoral de Ecuador, el porcentaje del electorado indeciso es elevado (alrededor del 50%), lo que impide al momento saber a ciencia cierta quién tendría una segunda vuelta asegurada. Por ejemplo, en 2016, Keiko Fujimori lideraba las encuestas con alrededor del 30%; hoy alcanzaría apenas el 7,6%. Otro factor importante a tomar en consideración es que se registran apenas dos candidatas mujeres.

En cuanto a la organización para el día de los comicios, la Oficina Nacional de Procesos Electorales ha indicado que se tendrán todas las precauciones biomédicas para prevenir contagios y que han considerado las experiencias electorales de más de 80 países, incluidas las de Ecuador. A pesar de que los retos son múltiples, se confía que la administración electoral peruana, liderada por un excelente técnico quien está comprometido con el éxito del proceso electoral, realizará una gran labor.

Perú hoy más que nunca necesita creer en su institucionalización, recuperar la esperanza y credibilidad política, y pensar en un mejor mañana. Estas elecciones democráticas serán una puerta para la superación de la crisis política de los últimos años. (O)

Las más leídas