Elecciones, participación y control ciudadano

- 05 de abril de 2019 - 00:00

No hay dudas. Los resultados electorales arrojan sorpresas. Las empresas encuestadoras, una vez más,  fracasaron, analistas políticos alineados con la derecha aún buscan confundir, algunos medios, estuvieron direccionados con sus verdades a medias; en suma, la realidad objetiva se la va conociendo poco a poco, y analizándola, es motivo de reflexión profunda, de quienes buscan, con visión patriótica, contribuir a resolver los problemas del pueblo y del país entero; servirá de base para corregir y afinar organizaciones y conductas políticas.

Los resultados sugieren que hay caos político, incertidumbre, necesidad de priorizar acciones y recursos; tomando en cuenta las estructuras del Gobierno, ahora enredado con el FMI y sus graves exigencias, y los GAD y sus limitaciones.

Alianza PAIS en este proceso incurrió en los mismos vicios del pasado y se debilitó más, lo que complace a ciertos sectores oficiales, que buscan liquidarla. Los grupos progresistas del movimiento deben hacer esfuerzos por reconstruirlo, depurarlo y cambiarlo en todo sentido.

Por otro lado, los sectores democráticos deben unirse y organizar un gran frente, contundente, con claros acuerdos organizativos y programáticos sin exclusiones, en función de las realidades actuales, para avanzar con  nuevas reformas, defender logros, la soberanía nacional, el ideal de integración bolivariano, de la Patria Grande. La derecha dispersa se ha debilitado y su liderazgo compartido no plantea nada nuevo.

 En suma, los medios, voceros y encuestadoras que tantos espacios dieron a muchos perdedores, exhibiéndolos como “ganadores”, fracasaron con Yunda y Paola en Pichincha, Leonardo Orlando en Manabí, P. Palacios y Pérez  en Azuay, Darío Macías y Clemente Bravo en El Oro, entre otros.

Es el momento para diseñar adecuados esquemas de organización y participación popular, veedurías y auditorías ciudadanas sobre las políticas públicas, organizar un verdadero plan permanente de prevención y lucha contra la corrupción.

Hay una prioridad, la defensa firme del CPCCS y los resultados electorales. (O)