El servidor público

- 10 de abril de 2019 - 00:00

El servidor público es una persona que en su actividad tiene una función social, es el nexo entre el poder del Estado con la sociedad. Es también conocido como funcionario público o burócrata, trabaja para la administración del Estado; en la alcaldía, en el hospital público, en la policía, en el colegio, en la presidencia, en el ministerio, en los juzgados, en las empresas públicas, en las embajadas, en el cuerpo de bomberos entre otras instituciones.

Se comprende que el conjunto de servicios y funciones del Estado, en todos sus niveles, debe ser ejecutado por los servidores públicos. Estas personas tienen el “privilegio” de trabajar para la sociedad como un todo.

Los servidores públicos, pueden ser electos, designados, seleccionados, contratados, pero todos ellos; tienen un común denominador y es que su salario por el trabajo que realizan lo reciben del presupuesto público. Entonces el primer servidor público es el presidente de un país hasta el más simple servidor del Estado.

Se supone que la regla general para conseguir un empleo en la administración pública es a través de un concurso, en el cual pueden participar todos los ciudadanos que cumplan con los requisitos establecidos en la ley. Cada servidor público ejerce su actividad en determinada área de interés público y no de privados o de un grupo en particular.

La idea fundamental que rige la actividad de un funcionario público es entregar servicios que beneficien a la sociedad y que fortalezca sus derechos de ciudadanía. Estos trabajadores existen en todos los países y tiene un valor estratégico fundamental para el conjunto de la sociedad. Además de las competencias técnicas para ocupar un cargo deben ser transparentes en el manejo de los recursos, que son patrimonio del Estado y no de grupos políticos o de clase.

En el Ecuador es necesario trasformar de una vez por todas el servicio público construido desde una lógica clientelar, patrimonialista, costosa, ineficiente, desordenada por una visión de servicio eficiente, profesional, transparente. Es obligatoria una profesionalización del servidor público y su capacitación continua para que impacte a la sociedad de forma positiva y mejore sus niveles de vida de forma constante y duradera. (O)