El lugar del límite

- 25 de abril de 2018 - 00:00

De la bronca cimarrona legítima a la fatiga emocional, por el aguaje de análisis y supuestas experticias en aquellos acontecimientos de la llamada “frontera norte”. Es la mala educación ministerial desde no sé cuándo hasta ahora. Esta repetición proverbial aún es válida: “Si no conoces la historia de los pueblos, la condena es repetir los mismos errores, solo que cada vez para peor”. Y el Estado ecuatoriano, con sus funcionarios y “expertos”, desconoce la historia de la costa pacífica colombo-ecuatoriana y de la provincia de Esmeraldas, entonces, desde ese desconocimiento, actúa y fracasa. Parecería que obra de mala fe.

En la frontera colombo-ecuatoriana, en el norte esmeraldeño, hubo hasta hace pocos años una raya divisoria sin apenas afectar las relaciones intercomunitarias. Esas relaciones son mucho más antiguas que los dos Estados y tienen la política de la sangre común, o sea la ancestralidad.

En esencia, somos un solo pueblo. La historicidad que configuró el proceso de las comunidades negras delineó, en los años 90 del siglo pasado, la Gran Comarca, un territorio biestatal de convivencia pacífica y mejoramiento de indicadores sociales y económicos del pueblo de origen africano y las nacionalidades indígenas, sin perturbar sus filosofías de vida. ¡Ya las alarmas culturales estaban encendidas! También se dialogó, ancho y profundo, desde la perspectiva de la territorialidad y sobre la tragedia humana causada por la destrucción cultural y física de las comunidades, o sea la desterritorialización.

Nuestro norte es un sur geopolítico (Esmeraldas) afectado por el bandidaje internacional, sustituto económico y punitivo de ambos Estados. Desde acá, desde las comunidades negras e indígenas, aspiramos a que las altas autoridades estatales ecuatorianas no se intoxiquen con brebajes teóricos de sectores, de aquí y de más allá, que adrede ignoran la violencia anterior menos ruidosa y más efectiva, porque consolidó el saqueo del territorio ancestral de los dos países. (O)