Mario Ramos, académico del Centro de Estrategia Política

El Foro de los Comunes

30 de abril de 2014 00:00

Apareció con éxito el Foro de los Comunes, y la convocatoria consiguió reunir a una muestra interesante de representantes de colectivos y personas preocupadas por el mensaje que, a decir de ‘los comunes’, proyectó la ciudadanía el 23F.

Consideramos que se cumplió el objetivo que consistía en generar un espacio de debate y aporte al proyecto de la Revolución Ciudadana. El documento que saldrá del evento seguramente contendrá importantes elementos de análisis que contribuyan a la Convención de Alianza PAIS.

Algunas personas en los debates empezaron señalando que no son adherentes de Alianza PAIS-AP, sino militantes del proceso de la revolución. “No somos afiliados, pero ponemos los votos”, expresaban.

Se logró escuchar ‘sin pelos en la lengua’ cosas como las siguientes: a) en siete años hay una débil construcción del tejido social revolucionario; b) en algunos lugares se realizaron primarias, pero no se respetaron sus resultados, se impuso a candidatos, situación motivada por el clientelismo político y los intereses particulares; c) no logró cuajar un movimiento político ideológico, en este marco hay ruptura entre el funcionario y la comprensión y acción política; d) en varios sitios se hicieron pésimas alianzas; e) las estructuras de AP deben contar con verdaderas representaciones; f) ahora no es tan evidente la radicalidad con la que nació AP; g) no hay un modelo de ciudad para los GAD acorde a las tesis de AP, por ejemplo, no se usó el mecanismo de los presupuestos participativos o la silla vacía; h) hay burocratización de la política, se puso como ejemplo el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, evento que tuvo poco impacto a nivel social y político justamente en el sector de la juventud; i) se ha dado un divorcio entre AP y las organizaciones sociales, AP ha perdido capacidad de retroalimentación; j) se debe construir espacios que canalicen a auténticos cuadros políticos.

En fin, esas y varias cosas más se dijeron en el evento, se insistió que se debe escuchar a los ciudadanos y seguir luchando contra el neoliberalismo, en especial el ideológico, que todavía pervive en nuestra sociedad. Ha sido un éxito el desmantelamiento del neoliberalismo como política pública o de Estado, pero se hace poco para, a partir del poder logrado, generar una nueva conciencia ciudadana.

Se criticó que la Convención de AP se realice el 1 de mayo, ya que debe ser una fecha que debe reservarse, por toda la simbología que encierra, para conectarse y comunicarse con los trabajadores y los movimientos sociales. Se dijo que el 1 de mayo debe ser un momento de activismo social y político para recordar las luchas de los pueblos contra el gran capital y el imperialismo.

Esto me recuerda a Mariátegui, que sabía lo que significaba incidir en el imaginario popular con la narrativa histórica de la memoria de los pueblos y sus luchas, sus héroes, sus esperanzas.

Le deseamos mucho éxito a la Convención de Alianza PAIS, las actuales circunstancias políticas han hecho que miremos con esperanza sus resultados.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado