El conserje y el académico

- 17 de septiembre de 2018 - 00:00

Mi última columna publicada amablemente el 10 de septiembre por este diario tuvo, en especial en redes sociales, una gran acogida por lo que me siento motivado a agradecer. Gracias por las discrepancias, reflexiones y coincidencias que aportaron, estimados lectores. Mejor si estuvieron lejos de pantomimas academicistas, aquellos obstáculos para leer lo emergente y que además nos ubica en el lugar arrogante y eurocéntrico con que la autoridad del título universitario quiere que leamos.

Curiosamente la prepotencia en las relaciones interpersonales actúa de formas que no reconocemos. Por ejemplo: no podemos diferenciarnos de otros fuera de la lógica de superior-inferior, sin advertirnos de antemano del engaño que implica “lo superior”, ya que requiere constante reafirmación debido en más por su inexistencia.

Les narraré que hace poco un conserje estaba sentado en el vestuario de hombres contando que le habían dado un ultimátum recientemente. Le anunciaron que reducirían personal y que le quedaban pocos días de labores. Comentaba este suceso a todos los que entraban a cambiarse, quienes, hacían como que escuchaban y seguían la conversación, no sin chacota, ya que el conserje solía ser alegre.

—Ya te va a salir otro “camello”—, decía uno de pie a la puerta de salida listo para ir a su rutina de ejercicios. El conserje miró al suelo. Parecía que habían sido palabras vacías lo que contaba a quienes saludaba todos los días. Pero las palabras no son vacías.

Le hice unas cuantas preguntas cuyas respuestas darían el resumen siguiente: 46 años, bachiller, dos hijos y a punto de ser despedido.

El hombre no se movía, tampoco se incorporaba a su trabajo. Sin embargo, compartiendo en algo su emergencia, solo bastaba darle un par de datos útiles que le ayudarían al menos en ese momento. No hacía falta la imposibilidad de ser él para tener una idea de lo que le pasaba.

Luego de escuchar la información, cambió radicalmente su estado de ánimo y yo, me olvidé de la academia por un buen rato. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: