Efectividad vs. costos ocultos

18 de octubre de 2011 - 00:00

¿Existe conciencia en la sociedad de esta realidad poco estudiada?¿Por qué está identificada con la corrupción, ineficiencia, ineptitud, tráfico de influencias, lobby mal orientado, enriquecimiento ilícito y siempre genera perjuicios a la comunidad?

No se realizan registros contables de los “costos ocultos”, solo se murmura de ellos y simplemente se niega su existencia. Es fundamental que la ética y la moral hagan sinergia con la ley, para proteger los bienes, recursos y beneficios de la sociedad. Siendo los “colaboradores” los custodios de la fe pública, hay innumerables casos de costos ocultos y falta de conciencia de cómo se producen y menos de cómo ejercer controles efectivos.

Ejemplos:

Sobreprecios en las compras y dependencia de proveedores, red de tráfico de información, que genera ventajas a otros agentes; mal uso de los recursos al causar desperdicios, exceso de tiempo en procesos, maximizar y buscar las compras “ideales”, eficientes, eficaces, efectivas y productivas; incumplimiento de los horarios de trabajo produciendo sobretiempo, exceso de trabajo por mala asignación de funciones, sobrepago en puestos de trabajo vs. lo que se realiza, exceso de personal, mantener personal ineficiente y con exceso de edad para ser jubilados, no fomentar la renovación laboral, mantener atrasos en la renovación tecnológica y del talento humano, generar costos no competitivos, usos de prácticas ilícitas, contaminantes, inadecuada responsabilidad social, injusta asignación de funcionarios sin los méritos, competencias, antigüedad y equidad para ocupar cargos; no tomar decisiones oportunas y caer en la dilación.

Soluciones:

Lograr la productividad, al definir prioridades, al asignar y reasignar recursos; distinguir entre lo necesario, urgente, imprescindible, complementario; logros por fases, costo de oportunidad, análisis marginal, decisiones respaldadas con “proyectos y estudios” debidamente contrastados con otras opciones, modelado de sensibilidad y escenarios, determinación de la rentabilidad social y empresarial, valores agregados, cuantificación de ahorros,
optimización de beneficios de los costos hundidos.

Eficiente = Comienza lo que termina; Eficaz = Cumple su objetivo; Efectivo = Realiza la actividad en el menor tiempo posible, cumpliendo la meta, sin errores y con la asignación de recursos adecuada a costos razonables, dentro del marco de la ética, moral y la ley.