Ecuador: mala nota en inglés

- 29 de abril de 2019 - 00:00

Cada tantos años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) evalúa en decenas de países el rendimiento académico de estudiantes de 15 años. Se les llama las pruebas PISA y es una forma de medir el compromiso de los gobiernos con la educación. La última vez que Ecuador participó (2017) subió un escalón y dejó de estar entre los más bajos de le región en lectura, matemáticas y ciencias. Ahora figura en la zona media.

La próxima evaluación será en octubre de 2021 y los resultados se conocerán en 2022. Pero hay una asignatura pendiente que no hemos querido observar como país: el inglés.

El Índice de Competencia en Inglés que publica anualmente la organización Education First, ubica a Ecuador en el puesto número 65 de 88 países analizados. Es el número 13 de 17 medidos en la región por debajo de Colombia y Perú, que son las economías con las que competimos directamente en el mercado global.

Según el estudio, el único país de América Latina con alto nivel de enseñanza en inglés es Argentina. Nuestros estudiantes solo son mejores en este reporte que los de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Venezuela.

Aunque la narrativa de los últimos años ha asentado la resistencia al norte y ha abrazado el relato del sur, hay que tener en cuenta dos cosas: Lo primero es que el mundo es en inglés. Es el idioma de los negocios, de los protocolos internacionales y de las mejores universidades del mundo. Lo segundo, es que el romanticismo de la dicotomía norte-sur se rompe al saber que son los países australes (Argentina, Uruguay, Chile y Brasil) donde existe la mejor calidad de enseñanza de inglés en la región. 

En un mercado laboral global, hablar inglés fluido es una clara ventaja competitiva. En este delirio por proletarizar los doctorados es quizás más rentable, lógico y útil empezar por hablar un segundo idioma. Si lo que interesa es formar mejores profesionales hay que saber que en el último ranking de educación superior del diario londinense Times, 57 de las mejores 100 universidades del mundo están en países de habla inglesa.

Y si aprender inglés va en contra de los principios partidistas de la familia, consideren aprender mandarín. Es más complicado, pero lo habla una de cada cinco personas en el mundo. (O)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: