El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.19/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Mariana Velasco

Ecuador busca capitán

03 de marzo de 2021 00:00

La vida es como un viaje por mar: hay días de calma y otros de borrasca. Lo importante es tener un buen capitán del barco y en esa búsqueda navega Ecuador con el desafío inmediato de celebrar una segunda vuelta electoral transparente, libre, justa y demostrar que su salud democrática alcanza al horizonte.

Los funcionarios del Consejo Nacional Electoral, envueltos en descredito, deben a los ecuatorianos transparencia en su accionar que, venciendo el temor a la pandemia, acudirán nuevamente el 11 de abril como ciudadanos responsables con el voto.

Cual capitanía de puerto, el organismo electoral tiene la obligación de asegurarse de que todos los votos se cuenten sin trampa ni fraude. Obtenidos los resultados, el ganador será el nuevo comandante que estará al mando del barco que naufraga en medio de la tormenta de corrupción, falta de voluntad política pero que además busca escapar de ciertas mafias encarceladas que se liquidan entre sí, a control remoto y dentro de un caos sincronizado.

En la embarcación hay angustia, desesperación, dolor y rabia contenida al comprender que no hay salvavidas para todos. Salud, economía, educación, empleo y oportunidades, corren el riesgo de hundirse a no ser que su flamante capitán, con brújula en mano, enmarque el rumbo y sea generador de esperanza e inyecte fe a un 31 % de jóvenes que anhelan atracar en puertos en la búsqueda de mejores días; al 50% de mujeres que no claudica en el avance por lograr equidad, así como a trabajadores y jubilados que defienden conquistas. La Patria requiere de un estadista pro derechos aunque ello implique ser menos moralista.

Nuestro océano es Ecuador, fuente de vida, alimento, oxígeno y el lugar que amamos. Hoy, en medio de aguas turbulentas, requiere de un líder capaz de influir, motivar y hacer que los 17 millones de marineros trabajen cada día con esfuerzo, compromiso y entusiasmo en la consecución de logros, metas y objetivos como reducir las brechas y eliminar la pobreza. Reportes del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) con datos de 2019 indican que la pobreza llegó al 25%. Pero el informe de la OIT señala otra cosa y sitúa a este indicador social en 32% en 2020, es decir, siete puntos porcentuales más.

El capitán, tiene el poder de mando en toda la embarcación y debe tener una gran experiencia en navegación porque es el máximo responsable de todas las maniobras, por lo que se ha de encontrar en cubierta cada vez que hay que atracar o desatracar, porque lo  que se gana en una elección no sólo es el derecho a cumplir un conjunto particular de promesas de campaña, sino tener la oportunidad de gobernar en beneficio de todos; simpatizantes o adversarios políticos, más allá del TikTok, Instagram, Facebook, Twitter, entre otros.

 En condiciones precarias llegaremos a la segunda vuelta electoral sin haber resuelto durante un año la adquisición del suficiente número de vacunas en la búsqueda de frenar el contagio dela covid-19, que tantas vidas cegó. El arribo de una parte de las 86 mil vacunas -fase cero- desnudó la falta de ética y egoísmo de quienes dieron y recibieron sin ser grupo prioritario. Llegará el día en el cual abuso y prepotencia, tengan vacuna. Hay la promesa de 20 millones de dosis para los próximos meses. Son promesas.

Está por desembarcar un gobierno de cuatro años que no tuvo voluntad política, credibilidad ni capacidad de gestión y permitió que las corrientes y marejadas afectaran y destruyeran vidas, institucionalidad y democracia. Las posibilidades de llegada del tsunami del socialismo del siglo XXI, están en la mira. El saliente, jamás entendió cuál es la labor de un presidente.

 

Te recomendamos

Las más leídas