Economía popular (2)

11 de abril de 2011 - 00:00

¿Cómo se origina el emprendimiento? Es la consecuencia generalmente de la necesidad de subsistencia y el dilema de decidir entre el trabajo honesto y el deshonesto; además, existe la influencia de la réplica, los hijos de emprendedores-empresarios -normalmente- no quieren ser empleados y procuran iniciar sus propios negocios en la misma línea o con alguna diversificación, como forma de expansión.

Se vuelve existencial responder la pregunta: ¿Los emprendedores nacen o se hacen? Existen de ambos tipos, los que nacen con ese don divino de generar riqueza y los que aprenden a desarrollar el talento con la educación y siguen el éxito alcanzado por otros. Lo eficaz es educar adecuadamente a quienes nacen emprendedores porque serán los generadores de empresas grandes y empleo masivo, siendo los agentes transformadores de la sociedad.

De aquí se desprende el axioma siguiente: ¿Qué es mejor,  ser cabeza de ratón o cola de león?
Todo negocio pequeño evoluciona a grande mediante investigaciótn + desarrollo + creatividad + innovación + trabajo + tiempo + clientes  = crecimiento del negocio.

Las microfinanzas son las finanzas diseñadas al tamaño del autoempleo y microempresas, mediante productos orientados a fomentar emprendimientos nuevos, réplicas existentes o innovaciones, las cuales se fomentan con los denominados "capital semilla" y  "ángeles/mentores" que respaldan la gestión. También surge el "capital de expansión", que se orienta para crecer el emprendimiento ya establecido a través de metodologías como los bancos comunales, créditos solidarios exclusivos para mujeres, o mixtos, de un mismo lugar físico, negocio común, donde las garantías son las firmas cruzadas de los integrantes del grupo. Créditos individuales con garantías reales, siendo esta la principal barrera. Hoy todos hablan del exitoso caso de la metodología Grameen, modelo diseñado por el Ec. Muhammad Yunus, en Bangladesh, que se replica en más de 130 países. Los sistemas tradicionales de crédito de bancos y cooperativas, con garantías reales, tasa promedio del 25% anual vs. la usura y el chulco, que oscilan entre el 120% y 240% anual, son los extremos del sistema.

La asamblea está debatiendo la nueva Ley de Economía Popular y Solidaria, que regulará  a este sector. Está previsto crear la Corporación Nacional de Finanzas Populares, institución de crédito diseñada de acuerdo a las necesidades reales del sector de autoempleo y microempresas.