El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.17/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Simón Zavala Guzmán

Deuda pública

La próxima Asamblea, independientemente de quien asuma la presidencia de la República, deberá fiscalizar la deuda pública que a este momento sobrepasa los 60 mil millones de dólares. A los ecuatorianos nos interesa saber cómo y por qué tenemos una deuda de ese tamaño que tiene que cancelarse con nuestros impuestos.
10 de marzo de 2021 00:00

La próxima Asamblea Nacional, independientemente de quien asuma la presidencia de la República, deberá fiscalizar la Deuda Pública que a este momento sobrepasa los sesenta mil millones de dólares. A los ecuatorianos nos interesa saber cómo y porqué tenemos una deuda de ese tamaño que tiene que cancelarse con nuestros impuestos. La Constitución de la República en su artículo 289 dice: “Directrices para la contratación de deuda pública.- La contratación de deuda pública en todos sus niveles del Estado se regirá por las directrices de la respectiva planificación y presupuesto, y será autorizada por un Comité de Deuda y financiamiento de acuerdo con la ley, que definirá su conformación y funcionamiento. El Estado promoverá las instancias para que el poder ciudadano vigile y audite el endeudamiento público”. Una de esas directrices es que “ese endeudamiento público no afecte a la soberanía, los derechos, el buen vivir y la preservación de la naturaleza” Y otra, el hecho de que “serán imprescriptibles las acciones por las responsabilidades administrativas o civiles causadas por la adquisición y manejo de la deuda pública”.

En esta Fiscalización, saldrá a la luz cuáles son los programas y proyectos de inversión para infraestructura o que tengan capacidad financiera de pago que fueron pagados con deuda. Y, si también, el endeudamiento sirvió para refinanciamiento de la misma deuda y si ello se lo hizo en condiciones más beneficiosas para el país. Esto nos permitirá a los ecuatorianos conocer cuánto de dinero se fue en la corrupción y quienes son los que, como miembros del Comité de Deuda, deberán responder civil y administrativamente, por la imprescriptibilidad de las acciones legales en este campo.

Pero lo que ocasionará un sunami en Ecuador, serán las consecuencias penales que se determinarán para esos Miembros del Comité de Deuda que informaron y autorizaron favorablemente el endeudamiento público externo y los que suscribieron el endeudamiento, pues seguramente se darán enjuiciamientos políticos y de ellos se derivarán las otras acciones legales pues ningún funcionario público está exento de responsabilidades administrativas, civiles y penales. También en este aspecto es necesario sentar un precedente, porque no es posible que el país quede endeudado desproporcionadamente por funcionarios irresponsables o incompetentes o sagaces timadores públicos  que vieron en el endeudamiento público un mecanismo corrupto de enriquecerse. La fiscalización deberá darles el derecho a desvirtuar cualquier acusación en base al principio constitucional de presunción de inocencia que no puede ni debe omitirse. Señores Asambleístas tienen una gran tarea por delante. (O)

Te recomendamos

Las más leídas