La razón de Estado

- 02 de marzo de 2019 - 00:00

Como razón de Estado se puede entender, por ejemplo, la potestad de un gobernante para adoptar decisiones drásticas a efectos de conservar su gobernabilidad en momentos de crisis, ya que la supervivencia del Estado está por encima de la de sus integrantes, individualmente.

El hombre es malo por naturaleza y por tanto se requiere la mano fuerte del Estado o de lo contrario la humanidad se destruiría en medio de intensas y egoístas guerras intestinas, dice algún autor. En otras palabras, aplicar la ley del más fuerte. Maquiavelo decía que a los príncipes no se los puede juzgar a partir de criterios ordinarios de moralidad, compasión, integridad y conocimiento.

Han sido los presidentes autoritarios los que más han apelado a la razón de Estado, pero para disponer medidas atentatorias a los derechos humanos. En los nubosos campos de los intereses geoestratégicos, veamos casos que institucionalizan esta práctica. Colombia invadió a Ecuador en el caso Angostura en 2008. De nada sirvieron los acuerdos internacionales ni las decantadas declaraciones de amistad y respeto a los límites territoriales.

Razón de Estado y no otra cosa fue lo que determinó al gobierno de la URSS a no apoyar con franqueza al gobierno de Salvador Allende y a no condenar ni romper relaciones diplomáticas con la dictadura genocida argentina. Razón de Estado se adujo cuando el expresidente Correa decretó el estado de excepción luego del terremoto de 2016, o cuando el presidente Chávez lo hizo para conjurar lo que él denominó un golpe de Estado. En ambos casos se suprimieron los derechos fundamentales de las personas.

Si se trata de legitimar acciones contrarias a la razón a pretexto de los intereses del Estado eso es lo que se entiende con el apoyo incondicional del presidente Vladimir Putin al régimen de Nicolás Maduro. Veamos: ¿podría el dirigente ruso estar de acuerdo con el socialismo, el populismo, la corrupción y el desgobierno de Maduro? Nunca. Esas manifestaciones venezolanas serían perseguidas en Rusia. (O)