Con Gavis fuimos los de atrás

- 18 de abril de 2018 - 00:00

A ella sí la mataron en la víspera de sus iniciativas existenciales. Se quebró el “nadie se muere…” con doce disparos, cualquiera cree que sobraron once. ¿Odio entripado o estricto cumplimiento macabro de la misión encomendada? ¿Contratada? ¿Por quién o quiénes? Hasta ahora se conoce. La asesinada se llamó Gavis Moreno de León, una hermana de la Trinitaria, directora del Centro de Rehabilitación Social Femenino de Guayaquil, activista afroecuatoriana y contraria a la deshumanización carcelaria. Con el libreto social clásico: mujer, negra y de allá abajo, en su caso la luz al final del túnel era el avance del tren de la adversidad. No lo dijo ni a sus más allegados, pero su cimarronismo tenaz la impulsaba a cambiar crisis por oportunidad.

Fue un operativo cinematográfico sin improvisación. No se saben de amenazas denunciadas o confiadas a personas cercanas; se desconoce qué plusvalías de perversidades afectaba con sus gestiones públicas; nadie observó el menor indicio de inseguridad. Nada. La planificación del asesinato exploró la ruta y eligió el lugar fatal, pero incorporó al detalle del éxito deplorable su descomplicada personalidad chévere. La buena gente se muere de vieja, dicen por ahí. No es así. Nunca lo fue, porque el candor personal sin fibra ética es ineptitud. En las transitorias selvas de cemento que son las ciudades y sus localizaciones, aunque se llamen “centros de rehabilitaciones” y no siempre lo son, se demanda un liderazgo cerebral y solidario.

Gavis aprendió hasta su raíz más humana de la historia mayor, de las comunidades negras, y de su historia personal. Vivía la narrativa de sus aspiraciones. Es probable que en su estorytelling no hubiera amargura, quizás las basuritas de algún desconsuelo o alguna impaciencia por la lentitud de satisfacer que no compensaba sus esfuerzos.  El axê de René Pérez completa el cierre: “pero yo no soy blandito, yo no me quito, tampoco me criaron con leche de polvito…”. Con Gavis fuimos los de atrás. (O)