Ciespal, los cambios necesarios

- 25 de abril de 2018 - 00:00

Es significativo que haya una nueva dirección en el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina. Por primera vez una mujer dirige este Centro de altísima relevancia para la discusión y análisis de la comunicación social, tanto en Ecuador como en América Latina. Es una gran oportunidad para que la “reflexión crítica y plural” se profundice.

Que provoque y ponga sobre la mesa los temas álgidos de la sociedad y que son mediados, mediatizados por los medios masivos, por las redes sociales, y por cada una de las formas de comunicación que emergen en nuevos ecosistemas de comunicación e información. Es relevante que una nueva generación, se proponga la equidad de género casa adentro, que de seguro fomentará una “perspectiva emancipadora”; que impulse nuevamente “la teoría crítica latinoamericana”, más aún en tiempos donde lo político y la política han entrado en colisión, bajo la afrenta de un neoliberalismo remozado que busca el control y la profundización de las formas privatizadoras del conocimiento y la información.

Ciespal tiene claros sus objetivos, incidir en la agenda pública, para “la democratización de los procesos de información y comunicación”. Sobre la base de generar investigación participativa, “propiciar espacios y herramientas para la difusión de conocimientos”. Pero sobre todo es la hora de la inclusión activa de las organizaciones de la comunicación popular y comunitaria.

Su inclusión permitirá confrontar y discutir el rol de los periodistas y comunicadores sociales: su formación, el rol que cumplen las facultades y escuelas; la necesaria renovación de conocimientos, metodologías y técnicas para hacer un periodismo que supere la visión mercantilista; que sea comprometido con contribuir con elementos críticos para cuestionar la opinión pública de los grupos tradicionales y elitistas. Cumpliendo lo que manda la Constitución, lo que es nuestro derecho a “una comunicación libre, intercultural, incluyente, diversa y participativa”.

Debatiendo los cambios a la Ley de Comunicación. Denunciando las falacias de que es mejor no tener ley. Ciespal, pieza clave para desmontar las fake news y las “posverdades” a favor de la democratización de la información y la comunicación para todxs. (O)