Catecismo cruel

- 15 de mayo de 2018 - 00:00

Antoine de Saint Exupéry dedica su famoso relato El Principito a un amigo suyo “cuando era niño”. Así dice el arquitecto cuencano Jorge Palacios, “cuando era niño”, al recordar las circunstancias en que fue “seducido” por el sacerdote César Cordero Moscoso.

Como hijo inocente de una familia pobre, Jorge se convirtió en la presa ideal del cura, quien lo becó en la escuela y el colegio. Desde los cinco años, Palacios fue abusado sexualmente por el cura en un lapso largo de humillaciones y sometimiento.

El padre Cordero creó instituciones educativas por todo el país y llegó a ser rector de la Universidad Católica de Cuenca, cuyo lema “Primero Dios, después vos” deja en claro la sujeción institucional a la fe católica, que se plantea principios como la dignidad de la “persona humana” y consideración especial hacia la familia.

En varios documentos, la Iglesia habla de la protección de la infancia desde la concepción, lo que sirve como argumento para oponerse al aborto y la anticoncepción; se pronuncia contra amenazas a la vida de los niños -guerras, hambre-, pero ni ha escrito una línea sobre el abuso sexual, que lesiona la intimidad de los pequeños, ni ha castigado a los miembros de sus filas, que corrompen y violan investidos con el poder sacerdotal.

La Iglesia inocula el sentido de culpa en niños y niñas y les alecciona para que no sientan placer, sino vergüenza. No educa para generar orgullo, sino debilidad. Muchos catecismos se asientan en el poco valor de los individuos, más si provienen de estratos populares, frente al infinito poder de Dios, cuyos representantes, los “padrecitos”, se invisten de prestigio.

La Iglesia y la justicia le deben una restitución material y moral al Jorge niño y al Jorge hombre y padre de hoy. Se la deben a los miles de pequeños abusados por muchos sacerdotes. Existen formas estipuladas de reparación a las víctimas que tal vez sean más útiles que los hipócritas sermones. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: