El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.7/Mar/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Karen Garzón-Sherdek

Cambio de mando

22 de enero de 2021 00:00

En medio de una extrema seguridad, se posesionó el cuadragésimo sexto presidente de Estados Unidos, Joe Biden. La democracia se ha levantado para mostrar al mundo la fuerza de la voluntad del pueblo, que votó como nunca lo había hecho en la historia. Fue un día para recordar también que la democracia es frágil, pero que prevaleció a pesar de lo ocurrido semanas atrás en el Capitolio. Hoy, se configura un nuevo capítulo para la historia de la primera potencia mundial, la cual lideró el orden global de la posguerra. En esta perspectiva, una de las primeras acciones que deberá hacer Biden en el poder es reparar su democracia, dejar de lado la polarización y edificar un mejor mañana para la nación. Cabe recordar que el primer mandatario deberá enfrentar una triple crisis: económica, social y sanitaria.

Son muchos los planes que diferencian a Biden del gobierno anterior. El primer mandatario ha apostado a la diversidad e inclusión, enviando un mensaje clave y contundente sobre cómo será esta nueva gestión, de unidad en la diversidad. En este contexto, empezó su mandato con pie derecho firmando una serie de decretos: garantizar la igualdad racial, regresar al acuerdo climático de París y a la Organización Mundial de la Salud, el uso de mascarillas, el levantamiento inmediato de la prohibición de viajar para la población musulmana y detener la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México. Asimismo, se evidencia que la migración será central para su gobierno, existiendo mucha expectativa por el proyecto de ley para regularizar a alrededor de once millones de inmigrantes, y que, de aceptarse, constituiría la reforma más grande en materia migratoria jamás vista en el país.

Por su parte, el equipo de Biden también refleja la diversidad y capacidad. Kamala Harris es la primera mujer negra y de ascendencia asiática en jurar al cargo de vicepresidenta. La posesión de Harris es un mensaje a la niñez y mujeres de que todo es posible con trabajo duro. Asimismo, su gabinete también promete dar un giro de 180 grados, el cual estará conformado por Janet Yellen, la primera mujer en encabezar el Departamento del Tesoro; Deb Haaland, la primera nativa americana en asumir la secretaría del gabinete. Se prefigura varios cambios paradigmáticos en este nuevo período de gobierno que, se espera, dejen atrás el manejo vertical y delirante de Trump. (O)

Las más leídas