Blindados y al Fondo

- 09 de junio de 2018 - 00:00

Con más datos escondidos bajo la mesa que los expuestos sobre la misma, Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger dejaron entrever, entre pliegues discursivos, el sendero que le fijó el Fondo Monetario al gobierno de la Alianza Cambiemos hasta el fin de su mandato. Para 2019, la meta de reducción del déficit fiscal es ambiciosa, que es lo mismo que decir que el ajuste será brutal.

Este es el costo que el Gobierno decidió pagar para lograr un “blindaje” de $ 55.650 millones que intente preservarlo de los desequilibrios externos y de acontecimientos climáticos locales. Contra los errores propios del Gobierno, el mecanismo de preservación es un monitoreo permanente del FMI.

Desbordado por una sangría externa de dólares imparable (fuga de capitales, déficit en las balanzas comercial y de turismo, intereses de la deuda), que en los primeros dos años había compensado con endeudamiento creciente, el gobierno de Mauricio Macri se encontró, al tercer año, con que había perdido la rueda de auxilio de los préstamos externos. Agotados los instrumentos propios de contención, el Poder Ejecutivo optó por el remedio sugerido por los propios capitales financieros que habían iniciado su huida: recurrir al Fondo.

Los “mercados” le “perdieron la confianza” al gobierno de Macri, o más precisamente a su capacidad de repago de los compromisos financieros. Y le recomendaron recurrir al único pariente con espaldas anchas para devolverle, aunque sea por un tiempo breve, esa confianza: el organismo que dirige Christine Lagarde.

El acuerdo prevé un “blindaje” de $ 50 mil millones aportados por el FMI más otros $ 5.650 millones por aportes del Banco Mundial, el BID y la CAF (Corporación Andina de Fomento), con el fin de restablecer la confianza perdida y detener así la fuga.

Con inflación elevada y paritarias de 20% (con el ajuste salarial de 5 puntos adicional anunciado por el ministro), la otra consecuencia inmediata será la caída de la actividad económica. Dujovne dijo que, en una hipótesis “moderada”, el crecimiento sería este año del 0,4%. Podría terminar resultando la hipótesis más optimista. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: