Agua, tarea incumplida en Quevedo

- 22 de marzo de 2019 - 00:00

Una de los grandes tareas que enfrentan las ciudades del país, en especial las de la Costa, es el abastecimiento del agua a sus habitantes. Lo sucedido en Durán hace varios meses, cuando este cantón quedó totalmente desabastecido del líquido vital, es un símil del padecimiento de otras ciudades del litoral. Para el caso de Quevedo, el problema del agua ha traído momentos tan dramáticos como el referido en Durán.  

La capital económica de Los Ríos padece por décadas la necesidad de agua potable, con tan mala fortuna que en los años de mayor bonanza petrolera (2007-2014), cuando el correísmo manejó cientos de miles de millones de dólares, el alcalde (2009-2014) -correísta incluso- de esa bonanza invirtió solo $ 1’800.000 para entregar a Quevedo un agua que, debido a la inversión, era carente del apropiado tratamiento.

Ese pequeño monto, en relación a los $ 170 millones que recibió en su período tal administración, se usó para repotenciar varios pozos de agua de parroquias del cantón y abastecer del líquido vital a la ciudad.

Repito para dar cuenta de la poca fortuna de Quevedo en el tema del agua potable: en la época de mayor bonanza, con una alcaldía perteneciente al correísmo, que manejó en sus cinco años más de $ 170 millones, apenas se asignó $ 1’800.000 para darnos agua de pozo. Pozos que en la alcaldía (2014-2019) que le sucedió a la correísta colapsaron, derivando un mayor problema para la ciudad: del agua poco apta para el consumo humano pasamos a días de total desabastecimiento.

Frente a ello, tras desaciertos y al final de su ciclo, la presente administración le apuesta a una solución definitiva a este problema junto a la inversión privada mediante una alianza con el consorcio Aguaquev. Según el convenio, en un lapso de tres años el consorcio se compromete a una inversión superior a los $ 50 millones para enfrentar su primer reto: dotar de agua potabilizada a la ciudad.

Esperemos que en esta ocasión se cristalice la solución a uno de los problemas que agobian a Quevedo, el cual hasta la fecha es tarea incumplida de las tres últimas alcaldías. (O)