Abortar libremente

- 06 de octubre de 2018 - 00:00

“Lo que plantean es que todas las mujeres, sin importar la edad ni si han sido violadas o no, puedan abortar libremente, porque así lo decidan. Eso es lo que realmente buscan”, dice en una de las redes sociales un prestigioso abogado, periodista y catedrático, que fuera defensor del lector y colega de columna en el periódico Hoy, actual responsable del periódico digital La República, un caballeroso guayaquileño nacido en el 64.

Le parece escandaloso que las mujeres puedan decidir abortar; le inquieta que quieran hacerlo incluso las que no han sido violadas, y como le preocupa lo de la edad, parecería que sostiene que una menor no debería interrumpir un embarazo. Es decir que el aparato legal podría conceder a las mujeres el ejercicio de una libertad forzada, tal vez y solo tal vez tras una violación, pero, ojo, ¿una niña o una jovencita están psicológicamente preparadas para un aborto?

Si bien varias organizaciones feministas se han concentrado en casos de violación como una causal, ¡incluso si la violada no es una persona con discapacidad mental!, muchos ciudadanos pensamos que el Estado debe crear un sistema de salud pública que permita que los miles de abortos que se practican en la clandestinidad se lleven a cabo bajo condiciones que garanticen la vida de todas las mujeres que, por razones respetables de distinta índole, no quieren ni pueden proseguir su embarazo.

En distintos países europeos se prescribe el aborto en casos de incesto y/o cuando la embarazada tiene menos de dieciséis o catorce años. Una muchachita es capaz de enfrentar una intervención quirúrgica segura y asistida. Lo que podría, en cambio, dañarla para siempre es una violación y el subsecuente embarazo.

Defender el que las mujeres puedan optar por un aborto rodeadas de asistencia médica y psicológica es una forma de humanismo. Es cruel condenar a quienes han debido abortar en soledad e indefensión: nada tiene de cristiano ni de piadoso. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:

Lo último de: Cecilia Velasco