A las calles el 1 de Mayo a defender la RC

- 29 de abril de 2015 - 00:00

Hay muchas razones para salir a las calles a recordar a los héroes de la lucha de Chicago, a defender conquistas; a exigir reformas; a enfrentar a la derecha y sus tentáculos y a defender y apoyar que se profundice la Revolución Ciudadana (RC).

En efecto, en Ecuador, desde el 1 Mayo de 1915 se conmemora oficialmente el 1 de Mayo, Día internacional del Trabajador, en el que se rinde homenaje y reconocimiento a los líderes obreros mártires de Chicago (EE.UU.), ahorcados en 1886, por orden de la patronal en un Estado con jueces venales a su servicio: Spies, Fischer, Parsons, Engel y Lingg (suicidado en la cárcel con un taco de dinamita) tras la protesta proletaria por lograr las 8 horas diarias de trabajo; que sacudió al mundo, impulsó el Movimiento  Obrero organizado, germen del internacionalismo proletario, para la acción solidaria conjunta contra el sistema capitalista, su opresor y explotador, y en demanda de un mundo de justicia, paz y producción para el bienestar de todos, en donde se privilegie el trabajo humano por sobre el capital.

El 1 de Mayo, a defender y exigir la ampliación de las conquistas de los trabajadores; por mejorar las condiciones de trabajo, remuneraciones y seguridad social, que en estos 8 años se ha logrado, lo que implica organizar y desarrollar el sindicalismo revolucionario, por lo mismo democrático, sostén fundamental del cambio y base importantisima de apoyo para la profundización de la Revolución Ciudadana, cuya razón de ser son los trabajadores de la ciudad y del campo y las clases desposeídas, con las bases y dirigentes no contaminados, con quienes hay que dialogar para superar discursos vacíos, viejos vicios y actuales tendencias de sometimiento a las trincas, causantes de sus tragedias históricas, el atraso nacional, venta de la soberanía, entrega del petróleo, atraco de los fondos públicos; ‘sucretización’ de la deuda externa de poderosos empresarios, feriado y atraco bancario, sometimiento al FMI, a las ONG imperialistas; y hace poco, a los grandes medios que, para hacer oposición al Gobierno, publicitan por doquier a dirigentes que, si no se han vendido, son manipulados.

Hay que definir una clara agenda para ejecutar, con visión integral, la Revolución del Trabajo, que después de 77 años debe arribar al nuevo código; la Revolución Agraria, estableciendo en la Ley de Tierras para impedir se consolide el desarrollo del capitalismo en el agro, límites a la propiedad y atendiendo de inmediato a los medianos y pequeños agricultores en sus apremios financieros con el BNF; disponer el cese del terror laboral en varias instituciones del Estado que irrespetan, con cualquier pretexto, el derecho a la estabilidad, ya que cada vez que cambia un funcionario(a) o un alto burócrata, se aprovecha para despedir indiscriminada e injustamente a trabajadores, como si hubiera cambiado el Gobierno; y otros, o los mismos, que abierta o solapadamente reprimen o impiden la participación política de los trabajadores, contrariando las instrucciones del propio Presidente.

El próximo 1 de Mayo hay que salir a las calles a defender la RC, exigiendo su ampliación, para consolidarla, corregir errores y, con sentido de unidad y firmeza, enfrentar la contraofensiva de la derecha, cuyos dirigentes, incluido un desmemoriado banquero-candidato, excolaborador de Mahuad y Lucio, buscan aparecer -hipócritamente ‘entristecidos’ por el desempleo y la pobreza- como ‘defensores’ de la democracia, de los derechos de los trabajadores; y del IESS, que está siendo reestructurado, para afianzarlo financieramente y cubrir el objetivo de la universalización de la seguridad social; cuando han sido desde siempre sus responsables y sepultureros. (O)