Nathaly Pernett

2022: ¿A dónde va el mercado laboral?

10 de enero de 2022 00:00

Han pasado varios días sin que haya sido posible escribirles hoy finalmente puedo volver a interactuar con Ustedes, este 2022 nos encontraremos cada 15 días dos lunes al mes. Dicho esto, traigo un tema que será de gran utilidad para mirar de manera positiva su año laboral, empresarial y comercial ¿Hacia dónde va el mercado laboral?

La palabra teletrabajo o trabajo remoto se volvió cotidiana a raíz de la emergencia sanitaria de 2020, pero sí piensa que “esto va a regresar a la normalidad”, permítame decirle: ¡Esta es la normalidad! Hemos llegado a una era de evolución que sin duda involucra una revolución laboral y tecnológica que tardará menos de dos años -más- en consolidarse; el coronavirus, más que revertir tendencias políticas y económicas globales vigentes y emergentes, las intensificó y profundizó, hoy no hay duda que hemos vivido un cambio no solo cultural sino de era.

El cambio cultural sostiene que: Evolucionan los valores de un pueblo de manera sensible a medida que las circunstancias se modifican, a veces drásticamente.

A lo largo de la historia, el hambre, la guerra, las epidemias y/o el colapso económico han llevado a millones y millones de personas fuera de sus tierras y naciones tradicionales para generar no solo revolución sino evolución. En cualquier país en el que nos encontremos hoy, ya sea impulsados por el desastre que ha dejado el covid o atraídos por mayores oportunidades, esta pandemia generó  en todos un cambio cultural innegable.

En materia laboral no es la primera vez que la tecnología detona su evolución, basta con recordar la revolución  industrial.

Las empresas nómadas, híbridas e híper flexibles y los profesionales con libertad de movimiento se impondrán este año, y no necesariamente estamos hablando de negocios 100% digitales, ni a modelos que desarrollen tecnologías excepcionales o complejas; sino a todo proyecto que pueda gestionarse a través del uso de herramientas tech comunes como la nube e Internet. Que aunque tenga una parte física (almacén, proveedor, etc), pueda resolverse  en remoto.

La tendencia a desarrollar empresa en cualquier rincón del mundo sin base fija llegó para quedarse, no solo por la gran mayoría de personas que buscan poder trabajar desde múltiples localizaciones (casa, cowork, hotel, tren, avión, oficina, viajando.) Sino porque jurídicamente una empresa constituida en un país no necesariamente debe operar totalmente en ella. Vienen empresas completas con trabajadores nómadas, híbridos o de planta en diversos lugares del mundo, que hoy puede operar en Quito, y en 6 meses puede hacerlo en Kuwait; o encontrarse todos cada cierto tiempo en un lugar y seguir el tiempo restante de manera remota e incluso parar operaciones cada tanto.

Masificación del talento humano y multiplicidad de funciones: La tecnología está desplazando ciertos oficios y reemplazando la mano de obra en diversos campos, por otros que requieren habilidades tech susceptibles de monetización y que pueden llegar a no requerir un titulo universitario. Hay una demanda exponencial por nuevas profesiones ultra especificas o creativas que  no requieren el alto costo de una universidad ya que pueden aprenderse con otras formas de educación más economices y rápidas, que permiten diversificar la oferta de capacidades, y aquí entra la multiplicidad de funciones, con trabajadores que pueden rotar según la necesidad del negocio sin tener que costear otra carrera.

Todo cambio empresarial y de negocio que se haga en 2022 debe tener en cuenta que estamos en medio de una absoluta transformación que puede ser volátil e incierta, seamos resistentes al cambio para ser competitivos en un mundo que cada día tiene menos barreras; si desea saber cómo aplicar toda esta evolución en su empresa, o si es un emprendedor que quiere proyectarse a esta nueva era, no dude en contactarme para su asesoría legal y laboral por cualquiera de mis redes: @nathapernett

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado