Ir más allá del boca a boca: impulso a la cultura, un reto nacional

- 30 de junio de 2018 - 00:00

De las palabras a los hechos • Las iniciativas literarias crecen, pero no pasa igual con las audiencias. Hay que pensar formas de darlas a conocer y asociar a los actores culturales.

La semana pasada, en Quito, se llevó a cabo en la Universidad Católica del Ecuador (PUCE) la 51 edición de la Feria del Libro. Esta es, tal vez, una de las ferias más antiguas de nuestro país. En ella se efectuaron varias mesas de discusión, presentaciones de libros, entrevistas, talleres y mucho más. Estuvieron presentes varias editoriales y librerías, independientes y, sobre todo, de la ciudad. Fue una fiesta, como tiene que ser toda feria que celebre al libro y a la lectura. Afortunadamente, esta no es la única feria ni la única ventana que se abre para las letras en nuestro país. Cada vez son más las iniciativas que impulsan el que se discuta y se comparta acerca de las diversas labores que rodean al libro. Aunque, todavía, sigue tratándose de espacios y de proyectos que cuentan con poca difusión y un público acotado.

En los últimos años, se han fortalecido las ferias del libro organizadas por universidades, entre las que se destacan la mencionada de la PUCE o la Libre Libro de la Universidad de las Artes. También han ganado fuerza aquellas regionales organizadas por iniciativa gubernamental o privada, como las de Quito y de Guayaquil. Y ha aumentado la oferta, sobre todo de editoriales literarias independientes y universitarias. Hay una oferta muy amplia de libros, algunos de muy buena calidad en cuanto a contenido como a presentación. Igualmente, se abren nuevas librerías y centros culturales que apuestan por brindar espacios alternativos, que promueven debates, talleres, incluso micrófonos abiertos para que el que quiera comparta sus creaciones. Sin embargo, aunque estos espacios proliferan, no convocan a un público masivo, pues parece que todavía se cree que la cultura está reservada a «las personas de letras».

Esto se debe, sobre todo, a que la difusión de estos espacios se da por el boca a boca. Salvo las grandes ferias o las grandes editoriales, que cuentan con un presupuesto para difusión, la mayoría de iniciativas se difunden apenas por redes sociales o cuentan, si tienen suerte, con un espacio diminuto e insuficiente en los medios masivos. Parece que si bien la oferta aumenta, no encuentra un impulso. Una muestra de esto es que el círculo se restringe casi siempre a los mismos nombres y a los mismos autores y actores, o quizá a grupos pequeños de «habitúes», lo que convierte a muchas iniciativas en fuegos que se apagan con facilidad. Hace falta una mayor difusión y un compromiso desinteresado de quienes están a cargo de los grandes espacios para hacerse eco de iniciativas que contribuyen al crecimiento como sociedad.

Deben darse a conocer las iniciativas, crear asociaciones de actores culturales que puedan llegar a espacios más grandes, dejar de lado el ego y abrirse a otras manifestaciones enriquecedoras y válidas. También es necesario que se abran espacios de creación, como talleres y concursos para que los interesados puedan participar sin miedo. Debemos hacer esfuerzos para que los buenos ejemplos se difundan, porque una sociedad sin arte, sin espacios culturales, sin creatividad y sin memoria camina en círculos y no va a ninguna parte.  

Apuntes

Rusia 2018

Claves de redacción

Faltan dos semanas para finalizar la Copa Mundial. Mientras, aquí dejamos unas claves de escritura:

Mundial

El nombre del torneo es Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Si se escribe Mundial, se recomienda mantener la m inicial mayúscula por ser la denominación abreviada.

Telstar 18

El nombre del balón oficial se pronuncia con el golpe de voz en la e: /Télstar/. Aunque lo habitual es hablar del Telstar 18, también es válido la Telstar 18, entendiendo que se omite el sustantivo pelota.

Live it up

El título de la canción oficial se escribe en cursiva o entre comillas y con inicial mayúscula en la primera palabra. Como es un tema en lengua extranjera, también es adecuado respetar la forma original, Live It Up, con mayúscula en las tres palabras.

VAR

El acortamiento VAR se puede interpretar como sigla inglesa de video assistant referee o como acrónimo español de videoarbitraje, en una sola palabra y sin tilde.

Apelativos para selecciones

Se escriben sin comillas y con mayúscula: la Albiceleste, el Tri, la Blanquirroja, la Celeste, la Roja…

Apelativos para jugadores

Se escriben con minúscula y sin comillas: los albicelestes, los blanquirrojos o los charrúas (fuente: Fundeu). 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: