Dos festivales quiteños no se desligan de los recursos públicos

- 08 de febrero de 2018 - 00:00
Alrededor de 3.000 personas asistieron a la presentación de Sepultura, durante el cierre del XV Festival de música independiente Quitofest, en agosto del año pasado.
Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

Al Sur del cielo tiene deudas pendientes con bandas y otros proveedores. Este año recibirán fondos concursables ($ 25 mil), al igual que Música joven, fundación que ha establecido convenios con artistas.

La próxima edición del Quitofest será distinta a las anteriores debido a una nueva reducción de su presupuesto. En agosto de 2017 la Fundación Música joven -que organiza el evento desde 2003- decidió ponerle precio a las entradas ($ 30 cada día) por primera vez. Los saldos fueron negativos: a la jornada dedicada al metal asistieron 3.000 personas de 15 mil que se esperaban.

“Este año el festival será recatado, dependerá de lo que podamos conseguir”, dice el gestor cultural Álvaro Ruiz, quien anuncia que la calidad acostumbrada del concierto no cambiará. La producción de las dos jornadas del año pasado tuvo un costo de $ 500.000 que se financiaron sin incentivos estatales. Las pérdidas sobrepasan la mitad de ese monto, según el organizador consultado.

La próxima edición del Quitofest contará con $ 25.000 de los fondos concursables que otorga el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) a festivales de las artes. A ese monto hay que descontarle el IVA (impuesto al valor agregado, 12%) que se paga a los proveedores.

Los curadores del festival incluirían en el cartel a una banda nueva, elegida por el público. El intercambio con grupos foráneos continuará y aún no definen el lugar en que se realizará el show debido a los costos que suponía el uso del Parque Itchimbía –su sitio habitual– para un concierto cuyas entradas no volverán a ser gratuitas.

Diego Brito (bajista de Resistencia) y el comunicador social Cristian Castro Mena encabezan la Corporación ASC. Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Ruiz cuenta en una entrevista telefónica que “en algún momento la fundación perdió la fe después de haber invertido y perdido tanto, pero el haber ganado los fondos nos da una luz en este camino difícil de organizar conciertos en Ecuador”.

La edición 2018 del Quitofest se reducirá a un solo día e incluirá a varios géneros. La fecha en que se realizará aún no se anuncia y Música joven está activa, con miras a cubrir las deudas pendientes con algunos grupos y proveedores, coinciden sus artífices.

“Estamos llegando a acuerdos de pago o canjes con algunas bandas, hemos tenido una apertura de su parte, entendieron la situación y trataremos de avanzar”, cuenta Ruiz mientras planifica algunos eventos que se darán en el Oriente.

El día alternativo tuvo 5.000 asistentes en 2017, Café Tacvba fue su cabeza de cartel y el grupo estelar para el día de cierre fue Sepultura.

Al Sur del cielo
La corporación quiteña organiza el Rock sinfónico, la Semana del rock, el Rock en Vivo y el Festival de la Concha Acústica en La Villaflora.

Diego Brito Rojas y Cristian Castro Mena están al frente de Al sur del cielo (ASC), cuyo festival emblemático es el que cumplió 30 ediciones el 31 de diciembre de 2017 y que tuvo unos 10 mil asistentes.

Según ambos organizadores, ese concierto se realizó con $ 6.800 de presupuesto ($ 4.800 de la Administración zonal Eloy Alfaro más      $ 2.000 de la Casa de la Cultura) y para la edición 2018 en la Concha ganaron los fondos concursables del MCyP ($ 25.000 menos IVA).

¿Qué pasaría si los incentivos se terminan? Castro dice que la autogestión ha sido constante en ASC, que organizan talleres y venden discos o camisetas. Señala también que varias bandas se presentan sin pedir retribuciones.

Sobre la posibilidad de que cobren por la entrada, Brito dice que en ese caso el Municipio de Quito dejaría de subvencionarlos, les cobraría impuestos, tendrían que pagar por las vallas y a unos 150 funcionarios de seguridad. “Preferimos conseguir el presupuesto para la amplificación, que haya un apoyo de las instituciones”, explica Castro.

Los altercados con la Policía Nacional y organismos de seguridad no han desaparecido, lo cual atribuyen a que en las reuniones previas al concierto hay diálogos con personal que no es el mismo que va al día del show. Este año, coinciden, propondrán que los conciertos de rock dejen de estar considerados como eventos de ‘alto riesgo’.

En 2015 la segunda Antología del rock en vivo empezó a ser grabada el 31 de diciembre, la iban a publicar bajo el nombre Metalhead, en vinilo, e incluiría a grupos jóvenes, como Demólisis o Extreme Attack, pero el auspicio del Cabildo no bastó para la producción. Otras bandas optaron por llevar sus grabaciones, según Brito, quien indica que el disco se publicará próximamente, pese a que han pasado dos años del registro. El trabajo sobre cada tema en el estudio cuesta unos $ 600 y también analizan volver a grabar las canciones.

Brito y Castro confirman que hay unas 7 bandas a las que adeudan por presentaciones. Dicen que harán acuerdos con esos músicos y que para la edición de la Semana del rock 2018, en agosto, ya habría una solución.

Solicitarán el escenario móvil de la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador, que ya han usado, y para el cual ponen el backline.

“No somos la única organización que recibe fondos del Estado para eventos rockeros”, afirma Brito y cuenta que han postulado desde 2008. En una década han recibido $ 403.592 del MCyP (sin los montos de 2010) y han realizado 127 eventos solo entorno a la Semana del rock. “No cobramos honorarios, solo movilización, ni vivimos de la corporación”, insisten. El monto para la producción es del 15% y el pago para artistas este año será del 40%, según establecen los fondos. (I)

Al Sur del cielo

Concha Acústica, Villaflora

→En los 30 festivales que se han hecho de forma ininterrumpida desde 1987 han participado 150 bandas. El 16 se marzo habrá una nueva edición del Rock en vivo. La Semana del rock se realizará en julio y el Rock sinfónico sería en agosto de 2018.

40 % de los fondos concursables de 2018 deberán destinarse al pago de artistas, según contrato del MCyP.

Corporación quiteña

Según los titulares de ASC, varias veces postularon a concurso de forma individual para ”evitar trámites que perjudican a las bandas por el cobro de impuestos”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: