Tú acosas, yo acuso

28 de mayo de 2011 - 00:00

Quito, 28 de mayo de 2011

Señor Director
Señor Subdirector

Diario El Telégrafo
Presente.-
Ruego considerar publicar en CARTAS


Tú acosas, yo acuso

A propósito de la detención en Nueva York del Director del Fondo Monetario Internacional, por un delito sexual, sería importante que en algunas instituciones públicas de nuestro país, en donde todavía existen personajes que se consideran dueños de la suerte y de la libertad de sus colaboradoras, relean bien esa noticia y su mensaje. Los médicos ocupacionales siempre conocemos estos casos de violencia y acoso laboral, o “mobbing”, que casi nunca son denunciados por miedo a retaliaciones o a perder el trabajo. Desde la psicología a estos sujetos se los describe como dueños de una personalidad psicopática con alteración del sentido moral y ausencia de culpa. Se les atribuye también la cobardía, la mentira, la mediocridad y el complejo de inferioridad, son personas escondedoras, de malos modales, gritonas, mal predispuestas al diálogo, exhibicionistas de su supuesta impunidad y muy rencorosas. La legislación ecuatoriana lamentablemente a este respecto es precaria e incluso las reacciones de los propios compañeros de trabajo son primitivas, por ello existen todavía empleadas que por miedo al poder y al “qué dirán” no denuncian a estos acosadores, que se sienten protegidos en su felonía y más bien echan la culpa a la mujer. Ante esta indiferencia y triste realidad, los médicos, los psicólogos y las trabajadoras sociales nos sentimos impotentes.

Atentamente

Dr. Pablo Izquierdo Pinos
C.C. 0300742665
Médico- Mat. CMP 6104