Trujillo

- 11 de mayo de 2018 - 00:00

“Viejo zorro”; está haciendo lo que el pueblo le ordenó en la consulta popular. Y nadie le hará cambiar de conducta. Los pillos antiguos y frescos tienen los nombres y apellidos que todo el país conoce, pero son tan cínicos que se atreven a protestar cuando el Consejo Transitorio los expulsa y hasta amenazan con acudir a organismos internacionales en busca de justicia.

Le oímos a un diputado -amante de la justicia- insinuar que el anexo 3 dice que el Consejo solo puede expulsar a pillos nombrados por el anterior Consejo de pillos y que esto es una burla. ¿Y qué hacemos con los facinerosos nombrados el día anterior a la consulta?, ¿dejaron de serlo en 24 horas? Quien se atreva a desautorizar a Trujillo se pone al filo de la navaja. Y lo sabe. Todos los ecuatorianos lo defenderemos. (O)

Dr. Carlos Mosquera Benalcázar