Sobre la Federación de Barrios de Guayaquil

15 de julio de 2011 - 00:00

La Federación de Barrios de Guayaquil se creó hace dos años, en las instalaciones del Colegio de Periodistas del Guayas, la iniciativa fue de varios comités barriales de la urbe, los cuales veían la necesidad de juntar esfuerzos y sumar a los demás comités de los diferentes barrios de Guayaquil para, juntos, ser una fuerza que demande a las autoridades de turno que se respeten los derechos de los habitantes de los diversos sectores de la ciudad, exigir obras, contrarrestar la delincuencia, etc.

La Federación de Barrios es una institución, hasta el momento, solo de hecho y no de derecho. Ya han pasado dos años desde su creación y no se ha realizado ninguna gestión para constituirla con personería jurídica. La Federación de Barrios tiene una directiva, la cual solo se ha reunido dos veces. El motivo es porque no se invita a las reuniones ni se toma en cuenta a los integrantes en las acciones y eventos que organiza la Federación de Barrios. El presidente actual de la federación, Nicolás Jiménez, ha manifestado que se han presentado catorce proyectos, los cuales, sin embargo, no se ha comprobado que se apliquen o desarrollen en los diferentes sectores populares.

En la Federación de Barrios, la única persona que habla en los medios de comunicación social es el presidente, la entidad no tiene sede ni oficina en donde atender y escuchar a los habitantes y dirigentes de los barrios de la urbe sobre sus problemas, todo se lo hace improvisadamente.

En la federación no existe unidad de parte de sus miembros, ya que, al no ser tomados en cuenta, quienes pertenecen a la directiva actual han tomado la decisión de apartarse.

Esta es la realidad de la Federación de Barrios de Guayaquil, la cual fue concebida para unificar a los demás comités barriales y, por ende, a los moradores de la ciudad, pero en cuyo interior no hay unión y prácticamente la hace, figura y conforma solo una persona, su presidente, quien deja a un lado a la directiva.

Atentamente
Ab. José Valdivieso Barrezueta