Señor Director:

04 de junio de 2011 - 00:00

Guayaquil, 30 de mayo de 2011

Señor
Edwin Ulloa
Director
Diario El Telégrafo
Guayaquil.-

Señor Director:

Me refiero a la carta titulada “Cajeros mañosos o banca usurera”, suscrita por el señor Ramiro Serrano M., y publicada el día de hoy en el diario El Telégrafo.

Al respecto, y como es de conocimiento público, la Superintendencia de Bancos y Seguros ha fijado las tarifas que las instituciones financieras pueden cobrar por los servicios que prestan a sus clientes y los procedimientos para su difusión. En el caso de los cajeros automáticos, los usuarios disponen de servicios sin costo al usar los dispositivos de la propia institución financiera (banco, mutualista o cooperativa) en la que mantienen sus depósitos en cuenta corriente o de ahorro.

Pero en situaciones que prefieran usar los cajeros automáticos que pertenecen a otra institución, donde el usuario no es cliente, ya sea por comodidad o apuro, como se indica en la mencionada carta, las propias Regulaciones de la Superintendencia de Bancos y Seguros establecen las tarifas que se deben pagar por este tipo de servicios. Cabe mencionar que las tarifas vigentes permiten cubrir parcialmente los costos de operación por los servicios que se ofrecen a clientes ajenos a la institución.

Cada institución bancaria ha fijado un cupo máximo de retiro por transacción, llegando algunas de ellas a ofrecer hasta 600 dólares en una misma operación, con un máximo de 2.000 dólares diarios.

Como usted puede apreciar, estas situaciones no obedecen a incumplimientos y peor aún a intenciones de fraude o perjuicio a los clientes; se trata de condiciones de operación implementadas para permitir que los clientes del sistema financiero dispongan de una red interbancaria de cajeros automáticos, sin costo para los clientes propios y con tarifas aprobadas por la institución de control para clientes ajenos, y de uso voluntario por parte de los usuarios.
En el derecho legal que le asiste a Banred al haber sido mencionada en la carta publicada en el diario que usted dirige, y que perjudica a mi representada, con juicios de valor y aseveraciones que no corresponden a la realidad, solicito que esta aclaración sea publicada en el mismo espacio y a la brevedad posible.

Atentamente,
Banred S.A.
Pablo Narváez V.
Gerente General