Los peores delincuentes

- 09 de julio de 2019 - 00:00

A criterio personal y de la mayoría de la ciudadanía, los peores delincuentes son los corruptos y corruptores, por ejemplo, como los delincuentes del gobierno de la década perdida. Los crímenes tienden a estar específicamente motivados por una multitud de impulsos psicológicos, en particular ansias de poder y compulsión sexual.

Suelen seguir una misma metodología o modus operandi, involucrando a víctimas que a menudo comparten alguna característica con el agresor, ya sea ocupación, raza, apariencia, sexo o edad. También debemos considerar como elementos nefastos, malhadados y negativos a quienes nos roban el tiempo mediante chismes, calumnias, engaños y toda forma de la cual no podremos recuperar el tiempo perdido el cual es importante.

Se han convertido en criminales abusivos, machistas y atentatorios en contra de la mujer, por lo cual se formó la figura jurídica denominada “femicidio”, se debe incluir en esta nómina a los sicarios que matan por dinero recibido. Quiero radicalizarme que el peor delincuente de todos es el funcionario judicial que desconoce la ley para fabricar pruebas y perseguir a un inocente, ese es el peor; peor que los narcos, militares, la guerrilla, porque el funcionario judicial, de manera especial los jueces corruptos hacen de las suyas y no están obligados a acatar la ley.

La sociedad está en crisis por consiguiente un puesto preponderante son los politiqueros, politicones y politicastros que se aprovechan del desconocimiento que tiene el pueblo en sus derechos. Entonces la democracia, la justicia, el derecho están pasando por momentos difíciles, los cuales repercuten en los buenos ciudadanos, a quienes Bertolt Brecht los denominó “los analfabetos políticos”. (O)  

Lcdo. Ricardo Ordóñez