La necesidad de narrar historias me trajo a Cuentos de Cartón

- 23 de septiembre de 2019 - 00:00

Siempre escribí como un ejercicio de intimidad, pero ahora me invento historias a cada rato para jugar con mi hijo. Tengo 27 años y creo que nunca es tarde para mostrar algo propio, además estoy realmente convencido de que lo que no se dice termina pesando. Generalmente me dedico al periodismo, trabajo con datos escabrosos que a veces no termino de entender. Pero la necesidad de contar cosas nuevas no muere aunque los índices, las cifras, y largas filas de números no cuadren. Las ganas de escribir me vienen desde adentro, de un lugar que podría describir como oscuro y lleno de fuerza. Plasmar en letras lo que antes no existía en ninguna parte es un ejercicio lleno de adrenalina y sacrificio. (O)

John Gabriel Narváez Chango

En su aplicación a Cuentos de Cartón, de Cartón Piedra