Narcotráfico y corrupción

- 13 de julio de 2018 - 00:00

En Ecuador se aprobó una ley que permite la portación y el consumo de drogas y se estableció una tabla que regula las cantidades “lícitas”; lo incongruente es que no hay ningún programa de salud pública y las cantidades aceptadas para el consumo dan lugar a confundirse con el narcotráfico, presentándose una inusitada actividad de microtráfico por el aumento del consumo.

El narcotráfico y la corrupción son los azotes que afligen al Ecuador del siglo XXI y la única forma de detener su flagelación es con la actitud honesta del Gobierno, de las organizaciones políticas, de gremios, federaciones, sociedad civil y familia; es decir, de todos los ecuatorianos; si no lo hacemos, el país perecerá entre el narcotráfico y la corrupción. Todo esto sucede porque alguien lo permite. (O)

Patricio Haro Ayerve

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: