En México los expresidentes perdieron su pensión vitalicia

- 14 de agosto de 2019 - 00:00

Para iniciar este tema vale hacer una reminiscencia que los artículos 135 y 136 de la Losep señalan que los exmandatarios y herederos legales tienen derecho a una pensión vitalicia que la paga el Estado, cuando en realidad le cuesta al país desenvolver dicho dinero.

Esta pensión equivale al 75% de la remuneración actual, la del presidente es $ 5.635 por tal consideración recibe una pensión de $4.226, el sueldo del vicepresidente es de $ 5.410 y la pensión para sus antecesores es de $ 4.057, la cuantía mensual es de $81.633.

Por tal motivo el colectivo “el quinto poder somos todos” recoge firmas para derogar esta nefasta situación en consideración de que tienen una vida cómoda en determinados casos por corrupción o abuso del poder. Para poner un ejemplo, Abdalá Bucaram fue presidente por solo seis meses y recibe hasta la actualidad valores que rebasan un millón de dólares.

El país mexicano se encontraba en un caos total, en donde prevalecía la violencia en todas sus formas y los expresidentes de México eran derrotados por la mafia corrupta quedaron sin su pensión vitalicia y las decenas de empleados de sus servicios que conservan de por vida fue una promesa de campaña del presidente electo, Manuel López Obrador (MLO), que ya entró en vigor por decisión del Congreso, para muchos mexicanos se trata de un acto de justicia.

Cada año entregan $ 378.000 a expresidentes y $ 127.000 a las viudas, en total $ 5’005.000 en el año. El presidente del Senado anunció lo aprobado por el Congreso. Además, cada uno tiene a su servicio hasta 103 personas pagadas por el gobierno y ya no pagarán más.

Luis Echeverría cobra su pensión, también Vicente Fox, Felipe Calderón la dona a niños con cáncer, Ernesto Zedillo renunció a ella, también Carlos Salinas no recibirá ni un pago. Con tan elevada cantidad se podría pagar a muchos trabajadores o desempleados. No es necesario la recolección de firmas. (O)

Lcdo. Ricardo Ordóñez Jaramillo