Más control para mejorar la seguridad alimentaria

12 de julio de 2011 - 00:00

“Estamos en una situación muy preocupante. Creo verdaderamente que no hemos extraído las lecciones debidas de la crisis alimentaria global de 2008”, afirmó un alto funcionario de Naciones Unidas.

Los mercados internacionales de productos agrícolas llevan meses sometidos a una fuerte especulación “como resultado de la llegada (...) de los fondos de inversión y los bancos por la situación de las bolsas y bonos, que no son tan prometedores, y porque tenemos regulaciones muy laxas”.

El relator especial de la ONU fue categórico en cuanto a sus expectativas: “Es necesario que, de esa cita, reunión del Grupo de los Veinte (G20), salga un mensaje fuerte en relación a que las grandes economías deben controlar la especulación”.

Las otras dos causas estructurales de la crisis de precios son la cada vez mayor frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos y el profundo desequilibrio entre la oferta y la demanda de alimentos.

Recuerdo que el funcionario de ONU no se refiere a que los alimentos sean seguros, como pensamos los opulentos europeos, sino a que haya la seguridad de que no falten alimentos, hecho que desgraciadamente está sucediendo en muchos países.

Jesús Domingo Madrid

La Coruña, España