El éxodo

- 10 de agosto de 2018 - 00:00

El éxodo de miles de venezolanos nos estremece y nos llena el alma de tristeza y compasión. La historia nos demuestra que el hombre es nómada por naturaleza; la inconformidad y la extrema necesidad conducen a abandonar el terruño.

Dar cabida a tantos miles de migrantes constituye una tarea muy difícil para cualquier gobierno. Por los años 60 del siglo pasado, debido al auge petrolero, Venezuela gozaba de una bonanza económica extraordinaria; entonces, la invasión de ecuatorianos, peruanos y bolivianos fue tan estrepitosa que el Gobierno optó por deportar despiadadamente a los andinos, como así llamaban despectivamente a los migrantes de esta región.

Cómo el mundo da vueltas. (O)

Universi Zambrano Romero