“En el progreso o el desprestigio de un colegio, todos tenemos parte”

- 12 de junio de 2018 - 00:00

Una de las causas de la crisis educativa es la indisciplina de los alumnos desde hace diez años, quienes solo reclaman derechos y no cumplen con las obligaciones que les impone la Ley Orgánica de Educación Intercultural.

Todos los involucrados en la educación tienen que insistirles en que deben asistir a clases y cumplir con las tareas del proceso de enseñanza; tratar con dignidad y respeto a los miembros de la comunidad educativa; fundamentar sus opiniones y respetar a los demás.

Bien decía la célebre maestra Gabriela Mistral: “En el progreso o el desprestigio de un colegio, todos tenemos parte”, palabras que comprometen al conjunto formado por autoridades de educación, profesores, padres de familia y alumnos; para imponer disciplina no hay que temer. (O)

Lic. César Burgos Flor

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: