Educación financiera

- 04 de octubre de 2018 - 00:00

Para todas las personas debe ser importante balancear responsabilidad financiera y diversión para que su vejez sea digna; que los padres ancianos no se conviertan en mendigos de sus propios hijos y evitar que se repita el ciclo en cada generación.

Los ciudadanos ecuatorianos deben cambiar su actitud y salir del confort de la miseria perpetua y reinventarse, desaprendiendo y aprendiendo nuevos hábitos buscando -por lo menos- dos formas de ingresos y no ser esclavo mental  y material de solo uno.

Si los ecuatorianos microempresarios y emprendedores prosperan, Ecuador también prosperará; de esa manera se incrementará su nivel de competitividad, materializando así riquezas y bienestar general. (O)

Lcdo. Gunnar Lundh