Cartas al Director

03 de noviembre de 2011 - 00:00

Octubre 30 de 2011

Sr. Edwin Ulloa Arellano
Director de diario El Telégrafo

Sr. Director:

Considerando que nuestra Constitución, en el Art. 66, define y garantiza los llamados Derechos de Libertad, cuyo literal 6 establece “El derecho a opinar y expresar su pensamiento libremente y en todas sus formas y manifestaciones”,  estimo que en este país se está cumpliendo, pero ciertos sectores confunden este derecho exigiendo la libertad de agraviar al ciudadano que ejerce funciones públicas, pretendiendo ignorar que el mismo artículo, en sus numerales 7 y especialmente el 18, determina “El derecho al honor y al buen nombre...”.

Es decir, en forma descabellada se aspira a que el ciudadano, cuando ejerce responsabilidades de Estado,  renuncie a su honra y dignidad, valores inherentes al ser humano como la vida, la libertad y más derechos connaturales a la persona. En consecuencia, una cosa es criticar o cuestionar la gestión pública, en forma fundamentada y observando la compostura; y otra muy distinta es injuriar y calumniar al ciudadano, sea en su vida pública o privada.

Igualmente se pretende confundir la llamada protesta social, con delitos contra las personas y los bienes públicos o privados expresando que se ha criminalizado el derecho a la resistencia, lo que es tratar de inducir maliciosamente a engaño a la ciudadanía, pues es evidente la diferencia entre hacer una manifestación civilizada, como constantemente se realiza en las calles de la ciudad, especialmente ante la Corte de Justicia, plazas públicas, etc., que incluyen los llamados “plantones”, donde se dice de todo en carteles, injuriando a veces a las autoridades; y otra cosa muy distinta es destruir la propiedad pública o privada, cortar vías de comunicación, levantar barreras, agredir a la fuerza pública, etc., lo cual se encuentra claramente sancionado en los Arts. 132 al 160 del Código Penal desde hace más de cuarenta años y que el suscrito, en forma reiterada, solicitaba por medios de comunicación, se apliquen ante la inercia de las autoridades anteriores.

Por la atención que se sirva otorgar a la presente, le agradezco anticipadamente.

Ab. Geo Chambers Hidalgo
C.C. 0900238502
Guayaquil