Cartas al Director

29 de junio de 2011 - 00:00

Algunos propietarios y residentes de la Urbanización La Puntilla acostumbran a arrendar sus casas para la celebración de matrimonios, cumpleaños, fiestas nacionales, bautizos de los menores, etc., y permiten que el personal contratado como disc-jockey, músicos, representantes de comercios de hora loca, etc., eleven el volumen de los equipos de sonido mayor a 75 decibeles, lo cual impiden el descanso nocturno, enferma de los nervios a los ancianos, desespera a los niños en edad escolar, altera el metabolismo de todos los vecinos y residentes.

El pacto de caballeros, entre los propietarios, residentes y el Comité La Puntilla, no puede cumplirse porque en las horas de la fiesta olvidan sus promesas de buena vecindad, los efectos del alcohol, la euforia de los amigos, parientes, agnados y cognados, impide cumplir las promesas.

La decisión mayoritaria de los residentes y propietarios, reunidos en asamblea de propietarios, que no se comunique a la Policía Nacional del Ecuador para que patrulleros de la Policía no ingresen hasta el lugar de los hechos y obliguen a reducir el volumen de esos artefactos, o los apaguen totalmente, es un error porque esa decisión nos perjudica a todos.

Solicito al coronel Joel Loaiza, comandante del Cuarto Distrito de la Policía Nacional, que ordene a los agentes que responden al teléfono 101 que atiendan las llamadas de emergencia y envíen patrulleros hasta La Puntilla.

Atentamente,
Ab. Fernando R. Quiroz Aguilar
CC: 090006903-3