Volcán Wolf inicia actividad eruptiva en la isla Isabela, en Galápagos

El guardaparque Wilson Cabrera registró el evento natural.
07 de enero de 2022 07:34

Personal del Parque Nacional Galápagos reportó que el volcán Wolf, ubicado en la isla Isabela, en Galápagos, inició actividad eruptiva la madrugada de este viernes 7 de enero de 2022. El guardaparque Wilson Cabrera captó el evento natural en una imagen. 

Según el Instituto Geofísico, desde las 00h20 hora local (07:20 GMT) se pudo ver una nube de gas y ceniza que alcanzaron alturas entre 3.793 metros sobre el nivel del mar al nororiente y 1.943 metros sobre el nivel del mar al occidente.

El Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica informó en un comunicado que, de acuerdo a lo presenciado por los guardaparques y registrado a través de los sistemas que mantiene el Instituto Geofísico, se trata de una fisura al sur del volcán por donde está saliendo el magma en la misma dirección, hacia el interior de la isla, por ahora. Las columnas de humo y ceniza alcanzan varios miles de metros de altura (entre los 1900 y 3800 metros) y se dirigen hacia el norte de la isla, donde no existe población humana que corra riesgo.

Por precaución, esta mañana, la Dirección del Parque Nacional Galápagos y la organización Galapagos Conservancy, movilizó 8 personas, entre guardaparques y científicos, quienes se encontraban en el volcán Wolf ejecutando un trabajo de campo con las iguanas rosadas. El equipo confirmó que el área de vida de estas especies se encuentra lejos de la erupción y la zona de impacto, por lo que no se considera adoptar medidas adicionales para protegerlos.

La Autoridad Ambiental mantendrá monitoreo permanente del suceso para registrar los cambios que se produzcan en el ecosistema como resultado de este proceso eruptivo.

Este volcán está ubicado en una zona que no es habitada por la población de Isabela, por lo que no representa una amenaza para la ciudadanía. Sin embargo, es el hogar de las iguanas rosadas (Conolophus marthae), especie única en el mundo. También, en el lugar se registra la presencia de iguanas amarillas, y tortugas gigantes Chelonoidis becky.

El Wolf tiene 1.707 metros sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el volcán más alto del archipiélago. Además, es uno de los cinco volcanes activos que tiene la isla Isabela, junto a Sierra Negra, Cerro Azul, Alcedo y Darwin.

El primer registro de una erupción del volcán Wolf fue en 1797 y la última actividad se registró en 2015.

Contenido externo patrocinado