Embajador de EE. UU. en Ecuador, Mike Fitzpatrick: "Se necesitan dos para el tango (It takes two to tango)"

El diplomático dijo eso sobre el futuro de la relación bilateral entre ambos países.
22 de enero de 2021 00:00

Un encuentro en Facebook Live. Eso hizo el embajador de Estados Unidos en Ecuador, Mike J. Fitzpatrick, para hablar sobre la crisis de este 6 de enero de 2021 en el Capitolio, las relaciones bilaterales entre ambos países, el nuevo presidente Joe Biden. Repasó los temas del 2020 como el ayuda contra la covid-19, la seguridad y el narcotráfico y los programas de gobierno para la reactivación económica. Todo eso seguirá, dijo.

La charla fue pública y se unieron organizaciones que trabajan con la embajada y periodistas. Estaba vestido de traje azul, corbata amarilla y tenía como fondo la bandera de Estados Unidos. 

El diplomático dijo que se avergüenza del asalto de una turba al Capitolio para detener en el conteo de votos. Es algo sin precedentes en la historia del país, pero tuvo el rechazo nacional y ganó la democracia. Eso les sirvió de aviso a los  demócratas de su país, a los ciudadanos.  

El embajador contó que ese día pensó en las movilizaciones, ataques y violencia que sufrió Quito en noviembre de 2019. “En ambos casos ganaron la democracia y las instituciones. En mi país eso duró unas seis horas, en Ecuador 14 días”, señaló. Según él, la lección aprendida es que "todos los días debemos luchar por la democracia, si no viene el caos", recalcó.

Para él, esto es un aviso para los ciudadanos, las elecciones tienen consecuencias, pero hay que defender los derechos y las opiniones de todos.

Agradeció a los ecuatorianos por sus mensajes, palabras y apoyo a los Estados Unidos a favor de la democracia y de las relaciones bilaterales. "Nuestra relación bilateral no solo es norte-sur, de hermano-hermana, de pueblo a pueblo, EE. UU. es el segundo país hispanoparlante en el mundo”.

La gran incógnita para todos es si cambiarán las relaciones entre Ecuador y Estados Unidos con la nueva administración.

Él señaló que tienen muchos nexos e intereses y esto no ha cambiado con el nuevo presidente. Cada equipo nuevo decide sus prioridades y la del presidente Biden son las relaciones internacionales con Latinoamérica. En su larga carrera ha viajado mucho en la región y tiene mucho interés en ella. "Vamos a tener más oportunidades para colaborar de cerca con este cambio de mando. El nuevo secretario de Estado, Anthony Blinquen, habló sobre América Latina, así como muchos senadores. Somos vecinos, socios, miembros de la misma familia de las Américas. Continuaremos colaborando de cerca y encontraremos en la crisis más oportunidades de trabajo".

Covid-19

El diplomático dijo que llegaron a la crisis juntos y pasaron todas las pruebas del año: comparten información, apoyo científico, equipos de protección personal, medicamentos, mejores prácticas. 

EE. UU. invirtió más de $ 30 millones en apoyo contra el coronavirus. "La plata es la parte menor, lo más importante  son las personas,  diplomáticos, militares, gobiernos, instituciones públicas y privadas, organizaciones no gubernamentales, todos trabajando en equipo, continuaremos colaborando en salud pública y será un gran honor para mi".

¿Cómo será la cooperación en la salud en 2021? El enfoque será la vacuna y la distribución de ella.  Felicitó a la empresa farmacéutica Pfizer por entregar las primeras 8.000 vacunas a Ecuador, que es el segundo país de América Latina en recibirlas. 

EE.UU. colaborará en la distribución de las vacunas, eso será con el Ministerio de Salud Pública, el sector privado y público.  “La distribución de las vacunas a todos los países del mundo será un proceso largo", advirtió.

Seguridad y lucha contra el narcotráfico

Ha sido un trabajo conjunto,  en Ecuador y en todo el mundo hubo crisis económica, la falta de empleo, el crecimiento de la delincuencia transnacional. Pero también han respondido las instituciones y han tenido un papel importante no solo en la lucha contra el covid-19, sino en la pesca ilegal en Galápagos. La Policía y las Fuerzas Armadas en 2020 capturaron 130 toneladas de cocaína, un hito en Ecuador.

Él dijo que esa cifra es alta, pero también escalofriante y significa que hay más narcotráfico, contrabando, vinculaciones criminales. Durante la pandemia vimos el impacto de la corrupción en la seguridad o en contratos para insumos en los hospitales, mucho de esto está relacionado con el narcotráfico y el lavado de activos. "Las personas que están relacionadas con esos crímenes también están involucradas en la corrupción de jueces y fiscales. En esos casos siempre hay dos partes: el sector público y el privado", dijo.

Según el diplomático, que continuará en su cargo en Ecuador, la Policía y la Fiscalía han recibido mucho apoyo técnico, instrumentos, capacitación, EE.UU. colabora con Guardia Costera para que pueda intervenir y capturar cocaína que pasa de Colombia por el mar para ir a México. "No hay nada gratis en el mundo y la población sabe que cuando ofrecen plata están tomando un riesgo, así que están colaborando con la Policía en eso. Estamos honrados de colaborar con Ecuador”, explicó.

Programas de gobierno para la reactivación económica

Estados Unidos tiene muchos microprogramas con Ecuador, enfocados en personas o grupos pequeños. Uno de ellos es la Academia para Mujeres Empresarias (AWE), una iniciativa de apoyo a las mujeres en todo el mundo, entre ecuatorianas, para crear empresas y negocios sostenibles. Ellas invierten en sus negocios, familias, comunidades y tienen impacto para ayudar a crecer la economía local, hay más empleo y oportunidades en las comunidades y más orgullo.

Mientras contaba esa experiencia, mostraban las fotos de las mujeres en la Amazonía, en ferias en Quito y otras ciudades del país.

También hay otros programas para mejorar los protocolos de comercio entre ambos países. Por ejemplo, la semana pasada firmaron uno para el intercambio de datos para los buques y el envío del comercio internacional. Así es más rápido, eficiente y con menos corrupción, dijo. Eso significa, más empleo, ganancia, transparencia en EE. UU. y en Ecuador. 

Otro ejemplo: Hace unos días se firmó un acuerdo entre la Corporación Financiera Internacional para el Desarrollo (DFC, por sus siglas en inglés) y el Ministerio de Finanzas por $ 2.800 millones. Se trata de una línea de crédito para hacer inversión en el sector privado nacional con el apoyo de su par en Estados Unidos para que este país tenga más oportunidades de empleo y crezca, no solo en Estados Unidos, sino con sus vecinos, como Perú, Colombia, Chile, México y el resto de América Latina. "Estamos apostando por el pueblo de Ecuador y su futuro", explicó.

 ¿Qué se espera  de la relación entre ambos países para 2021?

Según el embajador, hay retos  a nivel nacional, regional y quizás bilateral, tenemos intereses distintos, pero entre familia hay cómo resolverlos, señaló. Según él, cuando hay claridad en las reglas de juego, consenso nacional y todos están comprometidos en mecanismos pacíficos como escuchar a los demás, es posible llegar a acuerdos en forma pacífica, honesta y se puede avanzar aunque haya diferencias.

Reconoció que en Estados Unidos la polarización no ha desaparecido por cambio de mando, sigue y hay diferencias fuertes. Vamos a continuar mirando para atrás el 6 de enero, hay que buscar un camino mejor, pero juntos.

Dijo que están llenos de optimismo por Ecuador que va a las elecciones en 16 días, hay cambio de mando el 24 de mayo, "vamos a celebrar el proceso electoral, la continuación de la democracia, vamos a defender las instituciones democráticas como en mi país, vemos un futuro y queremos seguir colaborando con el nuevo gobierno".  Para él, es una decisión soberana de pueblo ecuatoriano y trabajarán de cerca con cualquier presidente. Pero como se dice en inglés: "It takes two to tango",  es decir, se necesita una pareja para el tango, si el próximo  gobierno decide no bailar con nosotros, vamos a estar listos, señaló.

Mientras el representante del gobierno de Estados Unidos conversaba en Facebook, los ecuatorianos que se conectaron para escucharlo escribieron mensajes de felicitación por el nuevo presidente, la democracia y la paz.

La charla llegó a su fin con el video del concierto de Katty Perry y los juegos artificiales en el cielo de la Casa Blanca. Allí, en un balcón, estaban el presidente, Joe Biden, y su esposa, Jill Biden, abrazados, mirando el espectáculo.