Publicidad anuncios

Comisión de la Verdad ofreció reconocimiento a desplazados colombianos

La ciudad de Ibarra fue la sede del encuentro en que se conocieron testimonios de desplazados.
27 de febrero de 2021 15:28

Un acto de reconocimiento a los ciudadanos colombianos desplazados se realizó en la ciudad de Ibarra, en el marco del Encuentro por la Verdad: Reconocimiento por el Exilio en las Fronteras de Colombia.

El acto tuvo como finalidad visibilizar el desplazamiento forzado transfronterizo al que se vieron obligados los ciudadanos y ciudadanas que huyeron de Colombia para proteger su vida, la de sus familias y la de sus comunidades en el caso de numerosos grupos étnicos.

Según cifras de Acnur, al menos 524.496 personas colombianas solicitaron protección internacional para recibir refugio en los cinco países con los que Colombia tiene frontera. La mayoría se hizo en Ecuador (240.901) y Venezuela (200.000), seguido por Panamá (68.000) y, en menor medida, en Brasil (8.242) y Perú (7.353).


Además, Ecuador ha sido para muchas víctimas el tránsito hacia otros países como Costa Rica, México, Chile, Argentina, Uruguay, entre otros países de América latina, o su paso para ser reasentadas en Canadá o Europa.

El comisionado Leyner Palacios indicó que, históricamente, Ecuador ha acogido a miles de colombianos que por causa del conflicto armado que llegaron en búsqueda de protección. “Este acto es para reconocer a todas las personas que les ha tocado caminar y atravesar las fronteras en medio de circunstancias inimaginables para muchos de nosotros”.

El comisionado Carlos Beristain añadió que el trabajo es hacer visible este hecho
. Recordó que hace unos días recibió la comunicación de un refugiado colombiano víctima de tortura desde Madrid, quien le dijo: “qué importante es visibilizar esto que ni siquiera nosotros conocemos”.

En este acto participaron: Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad; los comisionados Leyner Palacios y Carlos Beristain; Charles-Michel Geurts, embajador de la Unión Europea en Ecuador; Philipp Schauer, embajador de Alemania; Pablo Jurado, prefecto de Imbabura; Marco Hadathy, alcalde encargado de Ibarra; Manuel Enríquez Rosero, embajador de Colombia en Ecuador; y otras autoridades.

Previo a este encuentro, el Nodo de Apoyo en Ecuador, que pone en marcha la misión y objetivos de la Comisión de la Verdad en este país, efectuó microencuentros con víctimas del conflicto armado el pasado 21 de febrero. Esta actividad se hizo en San Lorenzo (Esmeraldas), Lago Agrio (Sucumbíos), Quito (Pichincha), Guayaquil (Guayas) y Zamora (Zamora Chinchipe).

Allí, los participantes expresaron sus sentimientos y pensamientos sobre el proceso de paz dibujando y escribiendo en murales y lienzos que fueron entregados Beristain y Palacios por Diana Mesa, quien integra el Colectivo de Exiliados y Refugiados de Colombia en Ecuador (CERCE).

Entre los testimonios se destacó el de Ana Milena. Ella contó que su familia tuvo que huir de Colombia debido a las amenazas de los grupos armados. Estos pedían a los comerciantes que paguen unas “vacunas”, o de la contrario los iban a matar. Las amenazas se hicieron constantes y hubo un intento de secuestrar a su hermano mayor, que afortunadamente falló. Les dieron plazo de tres días para cumplir las cuotas. “Lo que hicimos fue huir. Huimos a Ecuador, aquí las cosas no fueron fáciles. Vivir en el exilio no es fácil”.

Otro testimonio fue el de David (seudónimo). Un día legó una amenaza a su familia. Pero su padre les dijo que no se iban a mover de la casa. En una ocasión, cuando él tenía entre siete y ocho años y se encontraba jugando en el patio, vio que llegaron a su casa un grupo de guerrilleros. Se asustó. Escuchó gritos. Estuvo escondido un par de horas hasta que percibió silencio. Sus padres ya no estaban en casa.

Cuando tenía 12 años un hombre le dijo que él podía ayudarle a encontrar a sus padres. Lo citó a un lugar al que llegaron otros niños. Luego, con los ojos vendados, los condujeron a un campamento de la guerrilla. Al llegar, un adulto les dijo, “bienvenidos a la nueva familia”. David dijo que él no había llegado para eso. Uno de los menores de edad salió corriendo y fue asesinado al instante. Desde entonces, David sufrió una serie de amenazas contra su vida, por lo cual se vio obligado a salir del país.

Esta es la segunda oportunidad en que la Comisión de la Verdad realiza un acto oficial para reconocer a las víctimas exiliadas. El pasado 13 de noviembre, desde Bogotá se transmitió para el mundo el Encuentro por la Verdad: El retorno de nuestras voces.

Contenido externo patrocinado