Los textos flexibles no caben en las revistas

- 21 de octubre de 2018 - 00:00

A diferencia de los diarios que están orientados a transmitir noticias, las revistas deben ofrecer un tratamiento más exhaustivo de los sucesos o temas que desarrollan, ya sean de actualidad o de entretenimiento.

Las revistas son una publicación periódica en forma de cuaderno, con una cubierta flexible y ligera, a menudo ilustrada; no así los contenidos, los cuales no pueden ser tan flexibles o ligeros, unifuentistas o copiados de internet.

Los textos y la graficación de las revistas deben tener en sus páginas variedad de material de interés para el lector. No encajan temas que no han significado esfuerzo adicional de periodistas, fotógrafos, infografistas e ilustradores.

Si no se toma en cuenta esto, ocurre lo de la edición 48 de la revista Séptimo Día que circula con EL TELÉGRAFO, del 14 de octubre pasado. Por ejemplo, en la página 16, en la nota titulada “El reciclaje apunta a una inclusión en dos frentes”, se pone en escena como casi única fuente al consultor ambiental Johhny Viteri. En cambio, lo que sí abundan son los juicios de valor del autor de la nota, las imprecisiones y el lugar común.

Así se evidencia en párrafos como: “La recolección de desperdicios en las ciudades empieza a dar un giro”. La pregunta es: ¿Quién dijo eso?

Y añade: “En cuatro urbes del país se ejecuta desde hace meses un modelo que tiene aproximadamente cinco años de implementarse en importantes capitales de Centro y Sudamérica. Se trata del reciclaje inclusivo”. ¿Cuáles son esas cuatro urbes?, ¿desde cuándo?, ¿cuáles son esas importantes capitales que lo implementan?

Se debió contar con otras fuentes, entre ellas, la de los gobiernos autónomos descentralizados porque son aludidos en la nota cuando Viteri acusa de que “hay entes seccionales que no se acogen a esta disposición por considerar que no es de su competencia el trabajo de los recolectores”. ¿A qué entes seccionales se refiere?

La nota también señala que “los municipios de otros países se ahorran importantes cantidades de dinero gracias a la gestión de los recicladores”. Al lector le queda aquí la tarea de investigar: ¿A qué municipios se refiere y cuánto ahorran?

En la página 17, en cambio, sobre el mismo tema se presentan cifras sueltas y no se cita la fuente.

En esa página solo se recogen las declaraciones de Laura Guanoluisa, líder de la Red Nacional de Recicladores (Renarec), pero no se dice desde cuándo opera y qué lugares del país.

Incluso, dos párrafos más abajo se escribe que “Guanolisa desmitifica los conceptos que tienen algunos ciudadanos acerca de la tarea de sus compañeros”. Aquí salta la gran pregunta: ¿Cuál mismo es su apellido: Guanoluisa o Guanolisa?

Para cerrar con “broche de oro”, el tema se ilustra con foto de archivo, pese a que las revistas tienen más tiempo para presentar un buen producto.

En cambio, en la nota de salud de las páginas 18 y 19 titulada: “No siempre es fácil volver de vacaciones”, se limitan a notas de internet, sin aterrizar el tema con lo que sucede en Ecuador en cuanto al “síndrome de posvacacional”. Se cita al portal web MindLove, a la Asociación Española de Psiquiatría Privada; a Enrique Granizo, asesor médico de Natural Vitality; y la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés.

______________

Defensoría de las Audiencias, artículo 73 de la Ley de Comunicación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: