La noticia debe marcar distancia de la opinión

- 06 de mayo de 2018 - 00:00

Jamás nos cansaremos de poner énfasis y repetir con insistencia en que el periodista debe ser prolijo al momento de redactar y los editores de las distintas secciones de EL TELÉGRAFO meticulosos al revisar.

También es imperioso dejar claro que el periodista nunca debe cruzar el límite que hay entre noticia y artículo de opinión.

Noticia es la información que se difunde a través de los medios, que se caracteriza por ser la narración objetiva de un hecho de relevancia para la sociedad en general o una comunidad en particular.

Los pensadores de la comunicación y los cánones del periodismo señalan que el autor de una noticia NO debe incluir sus opiniones ni ideas para NO confundir al lector ni afectar a nadie, ya que la razón de ser de la noticia es solo informar.

En ese objetivo, el periodista debe tener fuentes confiables y asegurarse de que la información que difundirá es verdadera.

El artículo de opinión, en cambio, es un texto en el que quien escribe tiene la libertad de expresar sus ideas u opiniones acerca de un tema en particular, ya sea político, cultural, entre otros, siempre  fundamentando todo lo que dice.

En el caso de diario EL TELÉGRAFO, para esto existe la página denominada “ideas&debates”.

El propósito principal del artículo, al contrario de la noticia, es persuadir al lector, hacerlo reflexionar e inclusive influir en su pensamiento.

Esos elementos y esa diferenciación es importante recordarlos para evitar una confusión en el lector, para que sepa qué mismo se le ofrece en cada una de las páginas de las diferentes secciones de este Diario.

Lo importante es que no quepa ninguna duda respecto a que el producto que lee es noticia o es artículo de opinión.

En algunos textos publicados durante la presente semana, el periodista ha estado a punto de cruzar ese límite que separa a la noticia del artículo de opinión.

Ojalá y aquello no ocurra. En ese objetivo los periodistas y los editores tienen la obligación de cuidar que la noticia no tenga carga de opinión, para que el lector no crea que se le ha dado, como versa el adagio popular, “gato por liebre”, aunque en el presente caso, de ocurrir algo así, sería darle artículo de opinión por noticia. (O)
______________
Defensoría de las Audiencias, artículo 73 de la Ley de Comunicación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: